El ilustrador Fernando Vicente interpreta al Lorca de "Poeta en Nueva York"

Se lee en minutos

EFE

El ilustrador Fernando Vicente da vida al García Lorca que vivió en Nueva York durante nueve meses en la versión ilustrada de "Poeta en Nueva York", una nueva aproximación al granadino que además incluye las cartas que enviaba a su familia desde Manhattan.

García Lorca visto con los ojos del ilustrador madrileño Fernando Vicente: así es esta nueva versión que propone la editorial Reino de Cordelia, un trabajo resuelto a través de las "metáforas visuales" con las que trabaja en dibujos para prensa, pero nunca utilizadas en literatura ilustrada.

"No he tratado de dibujar lo que quiere decir cada poema, sino que los he interpretado a mi manera para hacer una poema visual", cuenta a Efe Vicente, ganador en tres ocasiones del Award of Excellence de la prestigiosa Society for News Design, los considerados Nobel de la ilustración.

En este sentido, el "reto", como califica este trabajo, le ha "merecido la pena", porque poder introducir las metáforas visuales en un libro es algo "novedoso". "Quien no se fije en esto que estoy contando va a ver al Fernando Vicente de siempre, pero para mí hay una manera de mirar distinta", puntualiza.

Y por eso, no se ha tratado de un trabajo fácil para el dibujante, ya que con este libro se ha enfrentado por primera vez a una obra "dura y compleja" que, como confiesa, "nunca" había leído.

"Conocía al Lorca del 'Romancero gitano', que es el del que quiere huir cuando se va a Nueva York. Y cuando lo leí, se me cayeron los palos del sombrajo y pensé que en qué lío me había metido", explica.

Pero lío ninguno, porque tras "meterse a fondo" en estos poemas y leerse cada uno en profundidad, se ha "permitido" esta nueva mirada con la que está "feliz".

Noticias relacionadas

Después de casi un año de trabajo, según relata, el autor reconoce que, si no están todos lo poemas ilustrados, no es porque haya habido algunos que se le hayan "atragantado", sino porque siempre había otros mejores para trabajar sobre ellos.

En concreto, cuenta, los poemas de Lorca con los que más ha disfrutado ha sido los relacionados con el descubrimiento que el poeta hizo de la población negra, del jazz y de la noche de Harlem.