PREMIO EN VENTA

El misterioso caso del Goya en la casa de empeños

El guionista Eduardo Bajo Ulloa, que trabaja de camarero, lleva a una tienda de segunda mano el 'cabezón' que gano junto a su hermano en 1992

El guionista Eduardo Bajo Ulloa recibe, de manos de Verónica Forqué y Juanjo Puigcorbé, el Goya al mejor guion original por ’Alas de mariposa’, en 1992.

El guionista Eduardo Bajo Ulloa recibe, de manos de Verónica Forqué y Juanjo Puigcorbé, el Goya al mejor guion original por ’Alas de mariposa’, en 1992. / YOUTUBE

4
Se lee en minutos
Olga Pereda
Olga Pereda

Periodista

Especialista en educación y crianza.

Escribe desde Madrid

ver +

En una tienda de segunda mano de Vitoria y reposado sobre un mueble rosa. Así luce, en un sitio privilegiado del escaparate, un Goya de cine. El 'cabezón' que los hermanos Juanma y Eduardo Bajo Ulloa recibieron en 1992 por el guion de 'Alas de mariposa'. Su precio: 4.999 euros. ¿Qué hace ahí ese premio? Mejor dicho, ¿qué hacía ahí? El establecimiento lo acaba de retirar "para evitar el revuelo". Es decir, ya no está a la venta. Esta es su "historieta".

Contactado por este diario, el encargado del Cash Converter de Vitoria afirma que, efectivamente, fue el propio Eduardo Bajo Ulloa -que actualmente trabaja de camarero en un restaurante de Vitoria- el que llevó hace unos días el Goya, “que es auténtico”. No lo empeñó en ese momento (podría haberlo hecho perfectamente, según la tienda) sino que lo dejó en depósito, lo que implica que si se vende al público, Bajo Ulloa se lleva el (presunto) dinero pactado. Si no hay cliente, no hay dinero. El encargado, sin embargo, afirma que “es muy difícil de vender” debido a su elevado precio, casi 5.000 euros. La cantidad no la decidió el guionista sino los encargados del Cash Converter. La pregunta, pues, es obvia. ¿Por qué no poner un precio más asequible para que aumenten las posibilidades de transcción? “No puedo responder”, explica el responsable aduciendo la política de protección de datos. “Lo que sí puedo decir es que Vitoria es una ciudad muy pequeña y pensamos que las posibilidades de venta son escasas”, añade. La siguiente pregunta es, si cabe, más obvia: ¿Es todo esto entonces una simple excusa para dar publicidad a la tienda? Tampoco hay respuesta. Horas después de esta conversación, el comercio retiró de la venta el 'cabezón' con la única explicación de "evitar jaleos".

ERROR EN LA PEANA

El lío del Goya no acaba ahí. Hay más. En la inscripción pone Mejor Guion Original 1991. La Academia de Cine -organismo que entrega cada año los premios- tiene por norma poner en los cabezones el año de la ceremonia (y no el año de estreno de la película, que es el anterior). Montxo Armendáriz fue, en 1991, el ganador del Goya al mejor guion original por 'Las cartas de Alou'. Para despejar dudas, el director navarro ha publicado en su perfil de Twitter una foto de su 'cabezón' donde, efectivamente, se especifica el año: 1991. ¿Qué pasa, pues, con el Goya de Bajo Ulloa? Que hubo un error. El único año en el que se ha producido, según fuentes de la Academia.  La empresa que esculpe los datos en la peana del Goya (obra del escultor José Luis Fernández) se equivocó aquel año y, en lugar de poner 1992, puso 1991. Es decir, en el premio de Bajo Ulloa debería leerse 1992. En el suyo en el de todos los galardonados en aquella ceremonia, claro.

"ESCRIBIMOS UNA HISTORIETA"

En 1992 Eduardo Bajo Ulloa subió al escenario para agradecer el 'cabezón', arrebatado a sus competidores:  Vicente Aranda por 'Amantes' y Luis Marías por 'Todo por la pasta'. Debería haber estado acompañado por su hermano Juanma (director de la inmortal 'Airbag') porque ambos eran los responsables del guion de 'Alas de mariposa'. Pero solo lo recogió Eduardo. Muy serio y sin esbozar ni media sonrisa, el guionista agradeció a su manera el galardón a los académicos. “No sabía que tenía tantos amigos”, soltó. Acto seguido dedicó el 'cabezón' a todo el equipo de la película por “convertir la historieta que escribimos en un buen guion”.

Al contrario que su hermano, que sigue activo en el mundo del cine (su última película es 'Rey gitano', del 2015), Eduardo ha desaparecido del mapa de la industria. Tras triunfar con 'Alas de mariposa' (Concha de oro del festival de San Sebastián) ambos escribieron a cuatro manos el guion de 'La madre muerta' (1993). Su madre, Reme -modista y ama de casa- se reconvirtió en productora de cine para trabajar con sus hijos. Eduardo se ganó la vida también con videoclips para Sabina, Los Enemigos y Barricada. Después, dirigió el corto 'El hombre ubicuo' (2001), que es, según la base de datos Imdb, su último trabajo en la industria.

Noticias relacionadas

¿SE PUEDE VENDER UN GOYA?

Eduardo Bajo Ulloa -que rehúsa hablar con los medios sobre el Goya empeñado- ha trabajado de camarero en distintos bares de Vitoria durante los últimos años, según 'El Correo'. ¿La necesidad económica le llevó a tratar de vender su premio? La tienda de segunda mano vuelve a esgrimir la política de protección de datos para no ofrecer explicación alguna. Otra pregunta es si se puede vender un 'cabezón'. En el caso de los Oscar, por ejemplo, los ganadores firman un contrato que les prohíbe mercadear con la estatuilla sin antes ofrecérsela a la Academia de Hollywood por un dólar. No es el caso de España. Según los estatuos de la Academia, el Goya es propiedad de su ganador. Y, por lo tanto, puede hacer lo que considere oportuno. Guardarlo o venderlo. Es la primera vez en la historia del cine español que alguien hace lo segundo (al menos, que se sepa).