Ir a contenido

TEMPORADA ALTA

La bomba emocional de Ernest Villegas

El actor debuta solo en escena en Salt con 'Un obús al cor', de Wajdi Mouawad, dirigido por Oriol Broggi y Ferran Utzet

Marta Cervera

Ernest Villegas (Manlleu, 1976) debuta en el monólogo con 'Un obús al cor', un hermoso y profundo texto de Wajdi Moawad, aclamado autor libanés cuya familia se refugió en Canadá tras estrallar la guerra civil en su país. El Teatre de Salt (Girona) acoge el estreno del montaje coproducido por Temporada Alta y La Perla 29 este viernes. Recalará en la Biblioteca de Catalunya a partir del 17 de noviembre.

La obras de Moawad han conectado con un público amplio en Catalunya. Oriol Broggi, que ya ha dirigido dos de ellas en la Biblioteca de Catalunya,  ‘Incendis’ y ‘Cels’, se encarga de la puesta en escena junto a Ferran Utzet. "Es un texto precioso donde aparecen una serie de temas ya conocidos de Moawad como la identidad, la relación del inmigrante con el país de acogida, la guerra y la memoria", ha dicho Broggi. "También habla de hacerse mayor y de aceptar una enfermedad". 

Utzet define la pieza como "un viaje épico e íntimo a la vez en el cual aparecen muchos ideas y hasta frases habituales en su literatura".

'GRITO DESESPERADO'

'Un obús al cor' es "un grito desesperado", ha dicho Villegas que formó parte del reparto de 'Cels'. El monólogo recorre escenarios conocidos de otras obras de Moawad como la familia, y la identidad. Lo hace a partir de las reflexiones de un hombre cuya vida cambia tras enterarse, a través de una llamada telefónica, que su madre está en el hospital muy delicada de salud. "Es un texto muy bestia que habla de muchas cosas, entre ellas, la incomunicación entre padres e hijos. Hurga en el dolor pero lo hace de forma muy bella y con mucha humanidad".

Una de las dificultades a la hora de llevarlo a escena son los contínuos saltos en el tiempo. "El autor va viaja constantemente del pasado y al presente recordando vivencias muy fuertes", ha explicado Villegas. Sus ganas de enfrentarse al público en solitario surgieron mientras hacía 'Dansa d'agost'. Últimamente han sido muchas más las mujeres que se han lanzado al monólogo -Clara Segura, Laia Marull, Carmen Machi- que hombres. "Uno ha de sentirse preparado y con ganas para defender un texto en solitario", ha declarado Broggi. "Cuando Villegas me preguntó si podía dirigirle me pareció fantástico. Ha llegado la hora de que se reivindique como actor".

Aunque el protagonista alguna vez tuvo sus dudas sobre la dirección a cuatro manos de Broggi y Utzet, el experimento sido enriquecedor. "Los dos han sumado. También han respetado el punto de partida desde el que yo quería trabajar". Y, por suerte, en ningún momento tuvo que pedirles lo que más temía: que los directores se pusieran de acuerdo.

La puesta en escena es austera. Muy pocos elementos arropan al protagonista. 

0 Comentarios
cargando