Ir a contenido

VIAJE A TRAVÉS DEL TIEMPO A TRAVÉS DE LA ILUSTRACIÓN Y LA VIÑETA

Si las paredes hablasen

Daniel Torres, creador de Roco Vargas, regresa con 'La casa', un monumental cómic en el que recorre la historia de la humanidad a través de sus viviendas

Anna Abella

 El dibujante Daniel Torres explica el proceso creativo de su nuevo libro La casa / RICARD CUGAT

Viajar en el tiempo sin salir de casa y recorrer la historia de la humanidad a través de lo que hoy concebimos como hogar. Entrar en una choza de adobe a orillas del Jordán del 1200 a.de C., ver un desahucio en un piso de alquiler en la Antigua Grecia o la miseria en las viviendas en la cuenca minera holandesa del XIX y el Whitechapel londinense de la Revolución Industrial. Pero también el exuberante confort de una cortesana francesa al estilo 'Amistades peligrosas' o las futuristas utopías inventadas en el 68. Es la inédita propuesta que aúna cómic e ilustración del creador de Roco VargasDaniel Torres, que ha levantado y amueblado durante seis años las 600 páginas de la monumental, didáctica, desenfadada 'La casa(Norma), un mix de documentado tratado de arquitectura, urbanismo, antropología, historia y costumbrismo.   

«Cada casa tiene su ADN construido durante miles de años -señala en su luminoso piso-estudio de Poble Nou-. Las casas tienen memoria y nos dicen cómo son las personas que viven en ellas, como escribía Kipling en un relato, ‘La casa no dice sino la verdad de quienes han vivido en ella’. Cuando veo una casa abandonada me pregunto de qué dramas y alegrías han sido testigos sus paredes, qué anhelos tenían sus habitantes. Pensé en aquello de ‘Si las paredes hablasen’ y me dije, ‘démosles voz’».  

CRISIS INMOBILIARIA

Torres arma 26 historietas, con otros tantos estilos gráficos acordes a cada época, donde "la casa es la protagonista" y es habitada por personajes que nos enseñan cómo vivían y cómo eran sus viviendas. Los relatos revelan que conceptos como el confort, la intimidad o el interiorismo son relativamente nuevos. «En pleno siglo XXI y en era de desahucios, cuando tanta gente aún vive en chabolas o peor que en la edad media, es bueno reflexionar sobre cómo hemos llegado hasta aquí. El proyecto surgió hablando con el editor en el 2008, justo antes de la crisis inmobiliaria y pensamos en hacer un ejercicio de imaginación: Te despiertas por la mañana y ves que no tienes luz, agua ni baño y que duermes con 10 personas más de la familia en la misma habitación... ¿ciencia ficción? No, esto ha sido así en el mundo occidental durante miles de años hasta hace un siglo y sigue ocurriendo. El derecho a una vivienda digna que recogen las constituciones modernas ha sido duramente ganado».  

LA MUJER, MÁNAGER DE SU HOGAR

Torres imagina «las cosas tremendas y divertidísimas que debían pasar en las casas del París más rococó» anterior a la Revolución francesa, «recargadas y sobredimensionadas de adornos y dorados, en las que recibían a las visitas con un besamanos en una cama que hacía las veces de trono». Y destaca épocas: el siglo de oro holandés, a finales del XVII, cuando «la mujer inventó el concepto de hogar, un lugar donde estamos a gusto porque es nuestro y lo hemos hecho así, más allá de un sitio donde solo dormir y comer»; y la Norteamérica de principios del XX, en que «la mujer hace de la casa su creación». «No pretendía hacer un panegírico del papel de la mujer pero es entonces, en Estados Unidos, con una enorme red eléctrica desarrollada y una electricidad baratísima, con una clase media en crecimiento que ya no tiene criados y donde la mujer es la que se ocupa de la casa, cuando esta se convirtió en la mánager de su hogar, igual que el marido lo era en su oficina. A muchas las contrataron arquitectos y fabricantes de electrodomésticos para que les asesoraran». 

Tras construir este fenomenal edificio Torres ya trabaja en nuevos 'hogares': una nueva aventura de Roco Vargas para finales del 2016 y un libro infantil del dinosaurio Tom en Barcelona, para Sant Jordi. 

Temas: Cómic

0 Comentarios
cargando