ESTRENO EN EEUU DE UNA CINTA VENDIDA EN 30 PAÍSES

Cine con sabor catalán

El director barcelonés Roger Gual promociona en Los Ángeles y Nueva York su filme 'Menú degustació' con fiestas gastronómicas

Roger Gual, en Los Ángeles, ante el póster de su película.

Roger Gual, en Los Ángeles, ante el póster de su película. /

2
Se lee en minutos
OLGA PEREDA
MADRID

Contestar preguntas de la prensa estadounidense mientras se saborean olivas esferificadas. Y que la foto, además, aparezca en Variety, la Biblia de la información cinematográfica. Roger Gual (Barcelona, 1973) está pletórico. Lleva una semana en Los Ángeles promocionando su tercera película como director, Menú degustació, que narra, con enredos amorosos de por medio, la última noche en un restaurante de lujo de la Costa Brava. En España se estrenó el año pasado con discretos resultados de taquilla. Sin embargo, la cinta -rodada en catalán, inglés, castellano y japonés- se ha vendido en más de 30 países, incluidos Rusia, Brasil, Australia y Corea. El viernes llega a EEUU de la mano de la distribuidora Magnolia Pictures (la misma que lleva a EEUU las películas de Lars von Trier). Tasting Menu estará presente en 10 salas, nueve de ellas en Los Ángeles y otra en Nueva York. «Si hay boca oreja seguro que se amplía el número de copias. Además, habrá tour por otros cines. Y también hay un acuerdo para estar en las plataformas digitales», afirma Gual desde Los Ángeles, donde la promoción de Menú degustació está siendo «todo un reto»«Pero lo he debido hacer bien porque salí con la oliva esferificada en Variety», sonríe.

Quitarse complejos

El cineasta barcelonés (Smoking RoomRemake) está convencido de que el cine hecho en casa también puede atravesar fronteras: «Nuestras películas se pueden ver y disfrutar por públicos de todo el mundo. A ver si nos vamos quitando complejos y nos damos cuenta de que el mundo es muy grande y hay un montón de gente interesada en ver nuestras películas, sea en el idioma que sea».

El equipo de Menú degustació tiene la sensación de que el filme puede gustar, y mucho, al público estadounidense: «La reacción que estoy viendo es impresionante. Supongo que el tema -las emociones y la comida- es universal. La gente sale de la sala con mucha hambre y ganas de pasar unas vacaciones en la Costa Brava».

Roger Gual no es el único que está defendiendo a capa y espada la película en EEUU. Una de sus protagonistas, Claudia Bassols (Barcelona, 1979), también está en Los Ángeles, donde empieza a ser una cara conocida tras el programa de cocina que realizó para una cadena estadounidense con Gwyneth Paltrow y el chef Mario Batali, Spain on the road again.

Noticias relacionadas

Tratándose de una película culinaria, imposible no comer. El pasado jueves, Gual se reunió con periodistas en el restaurante que el chef José Andrés tiene en el hotel SLS de Beverly Hills, Bazaar. «Nos hizo reinterpretaciones de platos típicos: olivas esferificadas, espinacas a la catalana, tortilla de patatas en un vaso, butifarra con mongetes, que es, por cierto, lo que yo cenaba cada noche con mi abuelo. La cara de algunos al probar el jamón de bellota era muy graciosa. Como para convertir a cualquier americano vegetariano convencido».

La siguiente parada culinaria y cinéfila será en Nueva York, ciudad a la que Gual viaja hoy y donde, además de las entrevistas con la prensa, está previsto otro encuentro promocional en uno de los restaurantes de Mario Batali. «El menú será una sorpresa. A ver qué nos prepara», comenta con ilusión Gual, convencido de que la promoción es algo básico para ayudar a la película a dar sus primeros pasos en EEUU.