Mundial 2022

Scaloni da con la tecla y Messi por fin sonríe

Argentina empieza a funcionar como equipo con la entrada de los más jóvenes y su capitán hace historia

-FOTODELDÍA- GR3009. DOHA (CATAR), 30/11/2022.- Alexis Mac Allister (d) de Argentina celebra un gol hoy, en un partido de la fase de grupos del Mundial de Fútbol Qatar 2022 entre Polonia y Argentina en el Estadio 974 en Doha (Catar). EFE/Juan Ignacio Roncoroni

-FOTODELDÍA- GR3009. DOHA (CATAR), 30/11/2022.- Alexis Mac Allister (d) de Argentina celebra un gol hoy, en un partido de la fase de grupos del Mundial de Fútbol Qatar 2022 entre Polonia y Argentina en el Estadio 974 en Doha (Catar). EFE/Juan Ignacio Roncoroni

2
Se lee en minutos
Javier Giraldo
Javier Giraldo

Periodista

Especialista en deportes

ver +

De asomarse al abismo a vivir en la euforia más disparada: así ha sido el camino recorrido hasta ahora por la selección argentina en el Mundial, uno de los equipos que más aficionados han desplazado a Doha y que ahora, a las puertas de los octavos de final, por fin empieza a responder a las expectativas.

Lo hizo tras ganar con toda justicia a Polonia (0-2) en el partido que cerró el grupo. Argentina por fin fue Argentina, un equipo voluntarioso y volcado al ataque, refrescado por la vitamina de sus jugadores más jóvenes, en especial McAllister (MVP), Enzo Fernández y Julián Álvarez, los más destacados ante Polonia.

Los datos atestiguan que ante Polonia, Argentina por fin funcionó colectivamente: disparó 12 veces entre los tres palos (más que ningún otro equipo en el torneo) y su segundo gol llegó tras una jugada de 27 toques entre sus futbolistas.

Talento joven

Argentina acabó el partido envuelta en un desbordante clima de confianza y euforia: nada de lo que rodea a la albiceleste es tibio. La pasión envuelve cada gesto, cada detalle, y en menos de dos semanas, Argentina ha pasado de perder ante Arabia a enfocar unos octavos de final frente a Australia.

Leo Messi, ante Polonia.

/ AFP

Las prestaciones del equipo han ido a mejor desde su primer partido: ganó a México con sufrimiento, pero ante Polonia jugó su mejor partido, coincidiendo con la entrada de los futbolistas más jóvenes, que aportan al equipo un aire fresco fundamental en un torneo tan corto y explosivo como un Mundial.

Messi, nuevamente feliz

Y Messi volvió a sonreír, a pesar de errar un penalti a la media hora de juego.

Ese fallo, de hecho, fue el punto de inflexión del partido, uno de esos momentos que marcan el camino en un Mundial: lo falló Messi (extraordinaria mano del portero Szczesny), pero tanto el capitán como la albiceleste en conjunto supieron digerir el fallo y convertirlo en acicate.

"Sentí mucha bronca por el penal porque sé que un gol te cambia todo el partido y te hace jugar de otra manera. Pero a raíz del penal, el equipo salió fortalecido. La gente me bancó, me acompañó", confesó Messi en la zona mixta posterior al partido.

El '10' tenía motivos para sonreír: avanza a octavos de final el día en el que se convirtió en el jugador argentino con más partidos en los Mundiales, con 22. Superó a Maradona, que llegó a jugar 21.

Noticias relacionadas

"Me acabo de enterar", dijo tras el partido, "es una alegría poder seguir consiguiendo este tipo de marcas, de récords. Qué se yo... Creo que Diego también estaría muy feliz por mí".

Otro desafío para Messi

Messi, de hecho, puede acabar el Mundial convertido en el jugador con más partidos disputados en la historia del torneo: para ello, eso sí, debe alcanzar la final. El récord sigue en manos del alemán Lothar Matthaus, que jugó 25 partidos mundialistas entre 1982 y 1998.