Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Seat presenta el Tarraco, su nuevo buque insignia

La marca española estrena su tercer SUV que completa su oferta en el segmento y abre un nuevo lenguaje de diseño

Se fabricará en Wolfsburg (Alemania), llegará en enero de 2019 y contará con cuatro motores, dos de gasolina y dos diésel

Xavier Pérez / Telva Somoza

Nuevo Seat Tarraco.

Nuevo Seat Tarraco.

La plaza del Tarraco Arena de Tarragona ha sido el escenario elegido por Seat para lanzar el tercer modelo del segmento SUV de su gama; el Tarraco. La marca española, que ya cuenta con el Arona y el Ateca, ofrece una variante más grande para conseguir nuevos clientes en un mercado muy competido. Llegará a partir de enero de 2019 y se trata de un modelo de conquista que busca agrupar nuevos clientes en la marca ofreciendo una imagen tecnológica, deportiva y prestacional.

Interior del nuevo Seat Tarraco. / SEAT

El nuevo Seat Tarraco se producirá en la fábrica del grupo Volkswagen en Wolfsburg, una circunstancia que para el presidente de Seat, Luca De Meo, no hace sino reforzar la imagen de la marca dentro del consorcio alemán. "Políticamente es muy importante para nosotros. Ayuda a Seat a tener un papel central", señalaba De Meo. 

De Meo precisó antes la presentación deo que la previsión de ventas de otro modelo emblemático como el Ateca no están siendo lo que se esperaba. "Cuando empezamos el desarrollo del coche era una época distinta y no fue fácil acertar, tal vez nos equivocamos". En cuanto al Tarraco apuntó que se ha negociado cierta flexibilidad con la planta de Wolfsburg, "este modelo tiene que representar el quinto en volumen en la marca, y no volveremos a ser tontos, hemos previsto cierta flexibilidad gracias a las capacidades que tiene la fábrica".

Liderazgo en el grupo alemán

Con la llegada de este SUV de siete plazas, Seat consolida su fuerza creativa en 2018. Los números hablan por sí mismos. Entre enero y agosto la marca entregó 383.900 vehículos en todo el mundo, un incremento del 21,9% respecto a 2017, lo que supone el mejor resultado de una marca dentro del grupo Volkswagen (que entregó un total de 7,3 millones de coches entre sus distintas marcas). Tras Ateca y Arona, el Tarraco completa una oferta en el segmento que más crece del mercado, que no tardará en ampliar con la llegada en 2020 de un CUV (un SUV de corte cupé, más deportivo).

Trasera del nuevo Seat Tarraco. / SEAT

Desarrollado en el centro técnico de Martorell, el Tarraco se monta sobre la plataforma MQB-A + (la versión larga de la que monta el Ateca). Tiene una batalla de 2,8 metros y una longitud de 4,73 metros, ofreciendo con ello un enorme espacio interior capaz de albergar hasta siete ocupantes (habrá también versiones de cinco plazas). Su maletero, ahí es nada, tiene una capacidad de 1.920 litros en la versión de cinco asientos y de 760 litros en la de siete. Los asientos están escamoteados en el piso del maletero.

Ofrece toda la tecnología y las prestaciones que Seat dispone en estos momentos en la manga. Luca De Meo, presidente de Seat, sabe que el Tarraco responde a unas necesidades muy concretas de la hoja de ruta marcada por la marca del grupo Volkswagen. “Es la muestra de la mayor ofensiva de producto que Seat ha realizado en los últimos tiempos. Es nuestro primer gran SUV y forma parte de la inversión de 3.000 millones de euros que realizamos para el periodo 2015-2019 para garantizar el futuro de la compañía y de nuestra gama de vehículos”, ha señalado De Meo.

Un gran equipamiento

Dispone de configuración del control dinámico del chásis (DCC) y eso ofrece un dinamismo excelente en el paso por curva. Además, se adapta al tipo de firme por el que circula, manteniendo unas prestaciones muy atractivas tanto dentro como fuera del asfalto. Tecnológicamente dispone de todos los avances del grupo Volkswagen en materia de equipamiento, ayudas a la conducción y seguridad.

Nuevo Seat Tarraco. / SEAT

Destaca el sistema de iluminación Full Led, así como el cockpit digital con dos pantallas, una de 10,2 y otra de 8 pulgadas. Monta asistente de cambio involuntario de carril, asistente de frenada automática de emergencia (Front Assist con reconocimiento de peatones y ciclistas) de serie, detector de ángulo muerto, reconocimiento de señales, asistente de atascos, control de crucero adaptativo, detector de fatiga, sistema de llamada de emergencia (eCall), asistente de precolisión y detección de vuelco, entre otros equipamientos.

Mecánicamente equipará en su lanzamiento cuatro grupos propulsores, dos diésel y dos de gasolina. Las variantes diésel TDi se proyectan en dos motores de 2.0 litros con potencias de 150 y 190 CV. La de 150 podrá llevar tracción delantera y cambio manual de seis velocidades o cambio DSG automático de siete relaciones y tracción total 4Drive. La versión más potente solo llevará el cambio automático y tracción total. En cuanto a los motores TSi de gasolina ofrecerá potencia de 150 CV con un bloque 1.5 litros y tracción delantera, y 190 CV con un motor 2.0 litros y cambio DSG y tracción total 4Drive.

La WLTP afecta a las ventas

De Meo también comentó otra noticia de alcance: el cambio de la norma WLTP. "Nos ha desconcertado, sobre todo por la duración de los test. Serán dos o tres meses de incertidumbre. No vamos a poder seguir creciendo un 20% pero aun asi será nuestro mejor año", dijo.

0 Comentarios
cargando