Márquez: “¿Que cómo se cambia de mentalidad? Rompiéndote tres huesos y unos ligamentos en seis carreras”

El ocho veces campeón del mundo tratará de ofrecer el mejor espectáculo posible en el GP de Catalunya, este fin de semana en Montmeló, pero sabe que no tiene una moto ganadora, ni mucho menos

MMárquez

MMárquez / ALEJANDRO CERESUELA

Emilio Pérez de Rozas

Emilio Pérez de Rozas

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Había terminado en los puntos por vez primera en los últimos 300 días. El hombre que ha ganado 85 grandes premios y que se ha subido al podio en 139 ocasiones de los 237 grandes premios que ha corrido, estaba celebrando (entre risas cómplices) la conquista de sus primeros puntos del 2023 al acabar en 12ª posición en el Gran Premio de Austria, celebrado en Spielberg.

Estaba sonriente, no digo que feliz, pues sabe que eso, ser 12º, entrar en los puntos (15 primeros), no es, ni ha sido nunca el objetivo de Honda y Marc Márquez Alentá, ocho veces campeón del mundo de motociclismo. Estaba tan relajado que incluso permitió dos o tres preguntas más de lo autorizado en la tarde/noche del domingo de Spielberg. “Venga, va, que hemos puntuado, dos o tres preguntas más, venga, sí”.

Demasiadas caídas

La primera cuestión que respondió sin dudar ni un segundo y con enorme rapidez fue ¿cómo cambia uno de mentalidad, de ser tremendamente agresivo a ser más cauteloso en su manera de pilotar? “Pues muy fácilmente, más de lo que te piensas: rompiéndote tres huesos y unos ligamentos en las seis primeras carreras de la temporada. Cuando después de todo eso llega el mes de descanso, piensas, calmado, en frío, algo no hemos hecho bien en este arranque de temporada”.

"Me equivoqué, creí que tenía moto para atacar y las consecuencias fueron caídas, lesiones, fracturas. No teníamos moto para hacer eso, no"

Marc Márquez

— Piloto del equipo Repsol Honda de MotoGP

¿Qué fue?, también muy sencillo de explicar por parte del líder del equipo Repsol Honda. “¿Qué no hicimos bien?, afrontar las carreras pensando que sí se podía pelear por estar delante y mantener la vieja idea, la idea de siempre, de toda mi carrera, de atacar, atacar, atacar, creyendo que la moto que teníamos, que tenemos, nos permitía luchar por estar delante. Y no, con esta moto no se puede pelear por los 10 primeros puestos. Y pasó lo que pasó, no solo a mí sino a todos los pilotos de Honda. Caída, caída, caída, lesión, lesión, lesión, fractura, fractura, fractura y así es imposible coger confianza, coger físico. Insisto, la mentalidad la he cambiado a base de lesiones”.

Marca Márquez, en acción con su Honda RC213V.

Marca Márquez, en acción con su Honda RC213V. / ALEJANDRO CERESUELA

Márquez cree que la evolución de las motos, la tecnología, la aerodinámica, todo lo que las ha convertido en motos muy, muy, diferentes a las de hace 11 años cuando debutó y arrasó en MotoGP, ha ido en su contra haciendo que el pilotaje ya no sea tan decisivo como antes. “Cuanta más tecnología e innovación pones en la moto, alrededor suyo, en el motor, en la electrónica, en ayudas al pilotaje, más dependes de la moto. Las motos de hace algunos años era sencillísimas y el piloto era decisivo”.

Bagnaia, en la cima

MM93 reconoce que no le queda más remedio que agachar la cabeza, seguir trabajando duro con su equipo y los japoneses de Honda, aunque empieza a no esperar gran cosa de ellos, y, sobre todo, compararse con las demás Honda “cuando, la verdad, jamás ha sido mi objetivo, pues mi pensamiento estaba siempre en las motos de delante pero, ahora, si me fijo en los que van delante me pongo nervioso y pierdo los papeles”.

Cuando le dices que el dominio que está ejerciendo el italiano 'Pecco' Bagnaia y su fabulosa Ducati 'Desmosedici' en este Mundial-2023 recuerda los campeonatos que él dominó, Márquez considera que sabe perfectamente lo que está sintiendo 'Pecco' sobre la moto. "Sé, perfectamente, cómo se siente ahora Bagnaia sobre la moto. Tiene una confianza ciega, una tremenda fe en su moto, va perfecta y solo tiene que hacer pequeños retoques y, cuando los hace, siempre acierta".

"Hay que felicitar a 'Pecco' por haber alcanzado la perfección. Yo sé lo que es eso. Cuando todo está en su sitio, te sientes invencible, como se siente él ahora"

El 'nen de Cervera', residente ahora en Madrid, reconoce haber vivido ese estado de éxito. "Conozco esa sensación, sí. La moto va tan bien, que te permite centrarte, solo, en tu pilotaje y, entonces, te sientes invencible, que es, insisto, como se siente ahora 'Pecco'. Cuando entras en esa inercia de positividad, todo te sale redondo, todo. Las carreras te salen solas, por eso hay que felicitarle, por haber encontrado el punto, el estado, perfecto. Yo también viví años así, muchos, esperemos que regresen pronto".

Ni que decir tiene que Márquez está muy feliz de volver a correr este fin de semana en Montmeló, pero sabe que no le podrá ofrecer a la afición ni media victoria. “¡Claro que estoy feliz por correr en casa!, a todos nos encanta correr ante los nuestros y, en ese sentido, todos daremos lo máximo de nosotros para agradar a nuestros fans y hacerles disfrutar de un gran fin de semana, el que se merecen por lo mucho que nos apoyan”.