Ir a contenido

EL PENTACAMPEÓN DE MOTOGP YA ASUSTA

Rossi y Dovizioso coinciden: "Nuestro problema se llama Márquez"

Los dos veteranos campeones italianos empiezan a considerar casi invencible al hombre que lleva siete años dominando la categoría con mano de hierro

"Su pilotaje es magnifico, su Honda ha mejorado y él es capaz de ser veloz en todo tipo de circuitos y condiciones", señala el 'Doctor', algo desesperado

Emilio Pérez de Rozas

Marc Márquez celebra, en el podio de Le Mans, la victoria nº 300 de Honda en la máxima categoría.

Marc Márquez celebra, en el podio de Le Mans, la victoria nº 300 de Honda en la máxima categoría. / EFE / EDDY LEMAISTRE

Alguien le preguntó a Marc Márquez, bueno, alguien no, un periodista griego, si se sentía invencible. Mejor aún, le recordó que Roger Federer llegó a reconocer un día que se sentía tan fuerte que hubo un momento que se creía invencible. Márquez, en lo alto de la tarima, flanqueado en la ridícula sala de prensa del circuito Bugatti, de Le Mans, por los dos ‘ducatistas’, Andrea Dovizioso y Danilo Petrucci, miró atentamente al informador y le dijo: “De ninguna manera. Bueno, sí, hubo un día que me creí invencible. Fue al final del 2014 cuando gané tanto. ¿Sabe lo que ocurrió?, que al año siguiente, perdí, me quitaron del trono, me arrebataron el título y ganó Jorge Lorenzo. Aún me acuerdo de ello muy, muy, a menudo, por eso no volveré a pensarlo nunca más”.

Palabra de Rossi

El problema, digámoslo ya de una vez, es que no somos nosotros los que empezamos a considerar al heptacampeón catalán invencible. No somos nosotros, relatores de lo que está ocurriendo desde que el muchacho llegó, en el 2013, a MotoGP y rompió todos, todos, los récords de precocidad que existían hasta entonces y que tenían décadas de historia. Son sus adversarios, los mismos que le persiguen a 350 kms/h. y tratan de evitar que les derrote (de nuevo), quienes afirman que, hoy por hoy, Marc Márquez Alentá, que algo tiene que ver con esto mamá Roser, es invencible.

“Nuestro problema, el problema de todos, tiene nombre y apellido, se llama Marc Márquez”, reconoció ayer Valentino Rossi (Yamaha), que sumó su GP nº 32 sin ganar. “Por supuesto que tenemos, todos, todos, un serio problema: Marc”, insistió ‘Dovi’, que, de nuevo, se ha tenido que conformar con la segunda plaza. “No solo está en una grandiosa forma, sino que su Honda ha dado un paso adelante en velocidad y estabilidad. Y él está pilotando de maravilla y, además, como se encuentra muy cómodo con su moto, ha decidido cambiar de estilo y ganar escapándose, forzando desde el principio, eludiendo las batallas de antes”. El doble subcampeón de MotoGP de los dos últimos años añade algo más. “Debemos estudiar a Marc y ver cómo y cuándo podemos atacarle. Yo no puedo atacarle en todas las carreras. Hoy (por ayer) ha sido imposible. Además, no puedo permitirme el lujo de hacer un cero, como hizo él en EEUU. Si yo hago un cero, si me caigo, el título será casi imposible”.

Casi cuatro de cinco

Rossi, otro que teme que Márquez sea, en estos momentos, invencible, lo justifica diciendo que “ha ganado tres de cinco carreras y, si no se cae en Austin, hubiese ganado cuatro de cinco. Y, además, en Catar llegó a 23 milésimas de Andrea. Está muy fuerte, pilota de maravilla, la Honda va mejor que el año pasado y, encima, rinde a altísimo nivel en cualquier pista y bajo cualquier tiempo, clima. Hoy por hoy, es inalcanzable para todos nosotros, está un paso muy por encima de los demás”.