Ir a contenido

LOS DOS CAMPEONES MOVIERON FICHA

Márquez llama a Lorenzo y hacen las paces

A un texto revelador del tricampeón mallorquín respondió el tetracampeón catalán con una llamada reconciliadora

"Recupérate pronto, nos vemos en Tahilandia", es el mensaje del de Cervera para su colega desde Twitter

Emilio Pérez de Rozas

Jorge Lorenzo y Marc Márquez se saludan, sonrientes, en el corralito del circuito de Austria, el pasado mes.

Jorge Lorenzo y Marc Márquez se saludan, sonrientes, en el corralito del circuito de Austria, el pasado mes. / ALEJANDRO CERESUELA

Da la sensación, sí, de que Jorge Lorenzo y Marc Márquez han reconducido su relación y, finalmente, han encontrado la manera de aclarar posturas. Todo resulta bastante enigmático, pero entre el texto publicado por el tricampeón mallorquín esta misma tarde, en el que parece reflexionar sobre sus acaloradas e impetuosas palabras tras caerse en la primera curva de Motorland (Alcañiz, Aragón), y la llamada que el tetracampeón catalán ha realizado, probablemente poco antes de regresar al circuito aragonés donde mañana protagonizará otro de los test privados de Honda, parece haberse encauzado, de nuevo, una relación que, por lo que hace referencia, al menos, a la presente temporada siempre ha sido correcta, por no decir que exquisita.

Lorenzo escribió hoy este extenso texto en las redes sociales: “Siempre he pensado que la vida y el deporte son como una montaña rusa, una mezcla de momentos y emociones. Como en la famosa atracción, muy pronto nos podemos encontrar con una subida, larga y estable. Cuando eres novato, piensas que tu vida va a ser siempre así, en continua ascensión. Piensas, ingenuamente, que esas bajadas que han sufrido tus padres o tus amigos no las vas a tener que pasar tú. Incluso a los que, como yo, hemos subido y bajado cientos de veces, nos gusta obviar lo que ya sabemos: Todo lo que sube tiene que bajar. Porqué al final siempre llega esa caida, a veces tan abrupta y larga que parece que va a ser el fin (aunque casi nunca lo es). Entre esos dos momentos extremos también hay subidas y bajadas más cortas, tirabuzones que te hacen perder el norte y curvas ciegas que te imposibilitan saber cuál  va a ser tu destino con exactitud".

La mañana del martes, 25 de septiembre, Marc Márquez ha respondido con un tuit a su colega. El mensaje, sencillo, es este.


Parte final de la reflexión

El texto prosigue con esta última parte: "Gracias a ese contraste de emociones, uno se llega a sentir vivo y por eso las montañas rusas son tan adictivas. Para poder apreciar la satisfacción y seguridad de una subida, necesitas pasar por la angustia y las dudas que te genera una bajada. Para poder apreciar la claridad de visión, necesitas pasar por los tirabuzones y para que la vida no se vuelva previsible son necesarias las curvas ciegas. Creo que cada uno de nosotros vivimos montados en nuestras montañas rusas particulares. Y, aunque a veces algunas nos lleguen prefabricadas, en la mayoría de los casos somos nosotros mismos los ingenieros/constructores de las mismas. Eso sí, una vez subidos al vagón solo podemos decidir la manera que vamos a vivir esos momentos. Yo, ayer viví mi última bajada. No me gustó. De hecho la odié con todas mis fuerzas mientras me auto maldecía por no haberla previsto antes. Ahora, tumbado en la cama y con el pie envuelto en una bolsa de hielo, no dejo de pensar cómo puedo mejorar mi próxima montaña rusa y si voy a conseguir vivirla mejor”.

A primera hora de la noche de hoy, exactamente a las 21.09 horas, Lorenzo ha escrito el siguiente (y tranquilizador) twitter para todos los ‘motards’ del mundo, que desean que la lucha en la pista sea limpia y emocionante: “Aclarada mi versión, quiero comunicaros que esta tarde he recibido una llamada de Márquez interesándose por mi estado, cosa que le honra”.

0 Comentarios
cargando