Ir a contenido

CITA DE LA INNOVACIÓN

El Mobile World Congress demuestra que el 5G cambiará la sociedad

El recinto ferial de Gran Via se llena en el primer día del congreso tecnológico

Ambulancias, coches y drones conectados muestran las ventajas de las nuevas redes

Josep M. Berengueras

Visitantes del Mobile World Congress miran el LG8 Thin.

Visitantes del Mobile World Congress miran el LG8 Thin. / ALBERT BERTRAN

La pasada edición del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona fue de transición; esta, es de revolución. El primer día de la mayor feria de tecnología móvil del mundo puso de manifiesto que el 5G, la nueva tecnología de conexión a la red, no es una fantasía sino una realidad, y que esta puede realmente cambiar la sociedad. Habrá que esperar aún un poco más, al menos un año, para que las ciudades puedan probar de forma masiva en sus móviles (rectangulares o plegables) este avance que garantiza mayor velocidad de conexión --entre otras ventajas--, pero los avances son esperanzadores. Tanto, como el clima que se respiró ayer en la feria, llena de congresistas y de ambiente distendido pero de trabajo.

El MWC, por el que se espera que pasen más de 107.000 personas, arrancó ayer con una jornada multitudinaria. El paro del metro modificó los planes de muchos congresistas, que prefirieron avanzar si llegada al recinto: eso se notó a primerísima hora, pues a las ocho de la mañana el recinto ferial parecía la Rambla. Dentro de la feria, sin embargo, no había tiempo para hablar del transporte o de pequeñeces: al MWC se va a hacer negocio.

Negocio

Un año más, las grandes empresas tecnológicas han tirado la casa por la ventaja con macroestands (los más grandes son de Ericsson, Facebook, Google, Huawei, LG, Nokia, Qualcomm, Samsung, Sony y ZTE), mientras que centenares, miles de pequeñas y medianas empresas presentan sus productos. Unos anuncias grandes móviles, ordenadores, auriculares o tecnología en la nube;cerca, otros enseñan componentes como sensores, chips diversos o simples carcasas. Pero todos quieren hacer negocio, y el MWC, donde más de la mitad de los asistentes son altos cargos directivos de empresas de todo el mundo, es el mejor lugar para hacerlo, pese a que los representantes públicos estén más pendientes de otros menesteres.

El primer día de la feria sirvió también para erigir las estrellas de la feria: la inteligencia artificial, los móviles plegables y el 5G. De este último, el año pasado ya hubo los primeros anuncios en forma de promesas. Este año, sin embargo, en la feria se muestran casos reales de aplicación y servicios, demostrando que el 5G puede realmente cambiar la sociedad que conocemos.

Todos coinciden de que el 5G propiciará una revolución en la ya de por sí revolución digital, pero los operadores advierten de que no será a cualquier precio. El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, advirtió de que las telecomunicaciones son «el sector más deficitario de Europa», y reclamó a los reguladores leyes simples y que no ven las subastas de espectro para 5G con mero afán recaudatorio. «Los reguladores deben simplificar la regulación, si no, gran parte de la innovación en 5G se perderá antes del despliegue», agregó. 

El consejero delegado del grupo Vodafone, Nick Read, mientras, también desgranó las bondades del 5G, pero centró su mensaje en el conflicto entre EEUU y Huawei (el primero acusa de espionaje al segundo). Read aseguró que el sector de los proveedores de red está muy concentrado en tres compañías (Huawei con una cuota del 28%, Ericsson del 27% y Nokia del 23%), por lo que mostró su preocupación por la posibilidad de que se reduzcan a dos, algo que no será positivo para la industria. De hecho, avisó que de ser así se retrasaría el despliegue en Europa «dos años». Por ello, reclamó a Donald Trump que muestre si tiene evidencias para poder tomar una decisión. La respuesta de Huawei llegará este martes, pues en el congreso dará una conferencia Guo Ping, presidente rotatorio de la firma.

Ejemplos

Más allá del despliegue comercial de esta tecnología, que aún está por definir y ejecutar --aunque en Barcelona ya hay decenas de nodos 5G para pruebas reales--, y que los primeros móviles equipados con módems 5G lleguen al mercado (también queda para que sea una tecnología masiva), en el MWC de este año se pueden ver ya decenas de ejemplos  (reales, no vídeos con las supuesta mejoras) de cómo esta tecnología de red cambiará la sociedad. 

Por ejemplo, Cellnex, Sitep, Grupo MásMóvil y Mobile World Capital Barcelona presentaron un proyecto piloto llamado Dron contra incendios, que presenta drones equipados con sensores y cámaras y conexión 5G para situaciones de emergencia. También, la Generalitat mostró un proyecto para conectar las ambulancias del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) a la red 5G y facilitar la asistencia remota de médicos especialistas. También en el entorno de Fira hay un coche conectado (impulsado por Telefónica y Seat) que, gracias al 5G, es capaz de comunicarse con los elementos del entorno y recibir avisos en caso de imprevistos.