Informe internacional

1,8 billones de euros: esta es la 'deuda' de España por la crisis climática

¿Quién debe pagar la factura del caos climático? 5 claves para entender el debate

MAPA | Estos son los principales focos de contaminación en España

Un estudio calcula que los países ricos le deben al sur global 160 billones de euros por los efectos del cambio climático

Imagen de un central térmica de carbón.

Imagen de un central térmica de carbón.

Valentina Raffio

Valentina Raffio

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El impacto de la crisis climática —y la necesidad de buscar soluciones para frenar su avance— obliga a abrir un espinoso debate sobre quiénes son los principales culpables de este fenómeno y quién debe pagar los costes de un caos climático que ya inunda todos los rincones poblados del planeta. Según argumenta un equipo intencional de investigadores en un análisis publicado este mismo lunes en la revista 'Nature Sustainability', los países más ricos —y contaminantes— del globo deberían asumir una factura de 160 billones de euros para compensar los daños causados por la crisis climática en el planeta y, sobre todo, para ayudar a los países del sur global a acelerar su transición ecológica. Según este cálculo, España debería pagar cerca de 1,8 billones de euros para compensar su "exceso de emisiones" (el equivalente a 1.226 euros anuales per cápita).

El análisis, liderado por la Universidad de Leeds, toma como punto de referencia uno de los conceptos más importantes en los debates sobre políticas climáticas: el presupuesto de carbono (es decir, la cantidad máxima de CO2 que se podría liberar a la atmósfera antes de provocar un calentamiento global superior a 1,5 grados de media). Según apuntan varios estudios, el planeta podría soportar hasta 1,8 billones de toneladas de dióxido de carbono antes de sufrir un calentamiento global extremo. Esta cifra no solo ayuda a entender cuál es el máximo de emisiones que podría tolerar el globo sino que, además, permite estimar la contribución histórica de cada país en alcanzar este umbral.

"Es el primer cálculo que evidencia que los países históricamente responsables de las emisiones excesivas de CO2 tienen la obligación financiar las compensaciones"

— Jason Hickel

Y es aquí donde empiezan los cálculos para evaluar cuál es la 'factura' de la crisis climática y quién debe pagarla. Los autores del análisis que protagoniza esta noticia han elaborado un sistema que permite calcular el "valor monetario" del "exceso de emisiones de dióxido de carbono" de cada país. Según apuntan estos cálculos, el coste de lidiar con el caos climático asciende a unos 192 billones de dólares de los cuales casi un 90% corresponden a los países del norte global (los más ricos y, a su vez, los que históricamente han contaminado más). "Es el primer cálculo que evidencia que los países históricamente responsables de las emisiones excesivas de CO2 tienen la obligación financiar las compensaciones", explica Jason Hickel, investigador del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales (ICTA-UAB) y coautor de este estudio.

Seis billones anuales

Para hacer frente a la factura de la crisis climática, los países ricos deberían pagar unos seis billones de dólares anuales (el equivalente al 7% del PIB mundial anual) a los estados del sur global. Por un lado, para hacer frente a las pérdidas y daños causados por las inundaciones extremas, el avance de las sequías y el aumento del nivel del mar que están causando verdaderos estragos en el sur del globo. Y por otro lado, para ayudar a estas naciones a "descarbonizar sus economías". "Si queremos que países que históricamente no han contaminado dejen de utilizar combustibles fósiles debemos compensarles por esta carga", explica Andrew Fanning, de la Universidad de Leeds y director de este análisis. "Es una cuestión de justicia climática", añade.

Según apunta este estudio, Estados Unidos debería pagar cerca de 80 billones de dólares anuales (unos 7.200 dólares per cápita) de aquí a 2050 para compensar sus emisiones históricas ya que, según indican los registros, ha utilizado casi cuatro veces más presupuesto de carbono del que le correspondería. También deberían saldar su deuda países como Rusia, Japón, Alemania y Reino Unido ya que destacan entre los más contaminantes de la historia. En el caso británico, por ejemplo, se estima que el país ha emitido 2,5 veces más de lo que le correspondería.

En el otro lado de la balanza, habría 55 países del sur global —en su mayoría situados en la zona de África subsahariana y el sudeste asiático— que deberían recibir al menos 1.160 dólares per cápita anuales en compensación por los estragos del cambio climático. Uno de los casos más destacados es el de la India que, "dado que históricamente ha sido un país poco emisor" y que apenas ha emitido "una cuarta parte de lo que le tocaría", tendría derecho a recibir casi 60 billones en los próximos 30 años para paliar los efectos de la crisis climática y descarbonizar su economía

El secretario general de Naciones Unidas propuso utilizar los beneficios extraordinarias de las petroleras para pagar la factura de la crisis climática

Esta no es la primera ni seguramente la última propuesta que se plantea para pagar la factura de la crisis climática. El año pasado, en la cumbre del clima de Sharm el-Sheikh, los países acordaron crear un fondo para financiar las pérdidas y daños del caos climático (aunque dejaron para este año, en la cita de Dubai, el debate sobre qué países, empresas e instituciones debían financiar esta iniciativa). Hace unos meses, además, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, reclamó utilizar los beneficios extraordinarios de las petroleras —y las demás industrias contaminantes— para pagar la factura del caos climático.