Temperaturas que asfixian

¿Qué es la cúpula de calor? La nueva amenaza a España

  • El fenómeno ha causado más de 500 muertes súbitas, incendios forestales e inundaciones en Canadá y Estados Unidos.

  • Los expertos atribuyen el calor extremo al cambio climático y al efecto invernadero.

¿Qué es la cúpula de calor? La nueva amenaza a España
5
Se lee en minutos
Judit Bertran

Lytton, un pueblo pequeño de la Columbia Británica, provincia de Canadá, ha batido el récord nacional de calor con una temperatura de 49,6 grados centígrados este 29 de junio. Y no es el único que ha sufrido las consecuencias del calor extremo, la franja del Pacífico noroeste agrupa a más de 13 millones de personas que han sido víctimas de esta ola. Las ciudades estadounidenses de Portland y Seatle han registrado temperaturas de 38 grados centígrados el pasado fin de semana y aún continúan esta semana.

Una 'cúpula de calor' atrapa la ola de calor sobre la región, y esta ha hecho que muchas personas sin aire acondicionado acudan a refugios de emergencia para estar a salvo del calor intenso, que puede llegar a ser mortal. Es "una cúpula de calor alimentada por el cambio climático", según ha definido la CBC, la radiotelevisión pública de Canadá, y como consecuencia, el fenómeno sin precedentes que ha ocasionado casi 500 muertes súbitas esta semana y una gran cantidad de inundaciones e incendios forestales, que el año pasado convirtieron a Portland en la ciudad con la peor calidad del aire del mundo.

Pero, ¿qué es una cúpula de calor?

Una cúpula de calor es un área de altas presiones que se sitúa sobre una región y funciona como una tapa sobre una olla: atrapa el calor y lo mantiene. Es también como una montaña de aire caliente que se queda atrapada: "Una cúpula de calor es básicamente una cúpula que te atrapa. El evento de calor en sí mismo es la ola de calor, que dura varios días y noches consecutivos que están muy por encima de lo normal", explica Andrea Blair, directora del programa de servicios climáticos para la región occidental del Servicio Nacional de Meteorología, y añade que la cúpula de calor ayuda a mantener esta ola de calor.

Existe una diferencia de temperatura que crea vientos que impulsan el aire occidental tropical y denso hacia el este. A la larga, ese aire caliente se queda atrapado en la corriente en chorro, y acaba siendo una corriente de aire que gira en el sentido contrario a las agujas del reloj alrededor del mundo, y termina en la costa oeste de Estados Unidos. También, está muy relacionado con el fenómeno de La Niña, según señalan investigadores de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos.

Ahora es nuestro turno

Este fenomeno meteorológico no es exclusivo en Estados Unidos y Canadá. El meteorólogo francés Guillaume Séchet ha advertido este domingo que "después de Canadá, es el turno de Europa, y más concretamente de la Península Ibérica, de estar sometida al riesgo de "cúpula de calor", con temperaturas que podrían acercarse a los 50 grados centígrados a finales de la próxima semana".

Por lo tanto, según la previsión de Séchet, las altas temperaturas se irán incrementando con el paso de la semana el sábado, cuando se espera rondar los 47°C en varios puntos de Andalucía y Castilla-La Mancha. En total, la alerta amarilla se extiende a otras diez comunidades: Aragón, Baleares, Cataluña, Galicia, Murcia, País Vasco, La Rioja, Valencia, Canarias y; en el caso de Navarra, alerta naranja.

Cómo lidiar con el calor

  1. Ahora que ya se han comprobado los efectos que ha causado la cúpula de calor en Canadá y Estados Unidos, España tiene algun tiempo de margen para intentar evitar las consecuencias fatales de la calor extrema. Por lo tanto, ¿qué indicaciones se podrían seguir para evitar las consecuencias del golpe de calor?Identificar los grupos de riesgo. Los más pequeños y los mayores, las personas embarazadas y aquellas con enfermedades crónicas, son quienes corren más riesgo de sucumbir a las insolaciones o los golpes de calor.

  2. Evitar las horas centrales. Evadir salir entre las 12 y las 18 horas a la calle.

  3. Mantenerse hidratado. El agua será el mejor aliado para no padecer un golpe de calor.

  4. Seguir la sombra. Intentar evitar las zonas donde el sol incide de lleno, optar por las zonas de sombra.

  5. No hacer ejercicio físico en las horas más calurosas.

  6. Evitar vehículos cerrados.

Una consecuencia directa de la crisis climática

El pasado 2 de junio, poco antes del inicio de la ola de calor, el Instituto Canadiense para Opciones Climáticas, una organización independiente financiada por el Gobierno, emitió un estudio titulado “Los costes de salud del cambio climático” donde se señaló que “el cambio climático no es solo una amenaza medioambiental y económica, también es una amenaza a la salud pública”. También, afirma el documento, "el cambio climático empeorará las desigualdades sanitarias existentes y aumentará los costes para el sistema sanitario de Canadá y para la economía, a menos que los Gobiernos trabajen unidos para invertir en preparación y prevención”. Por lo tanto, el cambio climático influirá al tiempo caluroso: el calor será más extremo y más probable.

Desde finales del siglo XIX, las temperaturas medias de Estados Unidos han aumentado, según el National Climate Assessment de 2017. Desde la década de 1960, las olas de calor se han vuelto más comunes y, para mediados de siglo, los científicos prevén de 20 a 30 días más de temperaturas de más de 32°C en Estados Unidos. Para 2050, las ciudades del hemisferio norte tendrán climas similares a las temperaturas de hoy en ciudades a más de mil kilómetros al sur.

Noticias relacionadas

Pero no es un caso aislado de Estados Unidos, en Rusia hay ciudades localizadas en el círculo polar ártico que batieron récords de calor esta semana también. Y en el Pacífico noroeste, se prevé que el efecto de calentamiento de la quema de gases de efecto invernadero caliente la región hasta 3.2°C, de media, para mediados de siglo.

Las olas de calor son cada vez más frecuentes e intensas a medida que las concentraciones de gases de efecto invernadero provocan el aumento de las temperaturas globales. Empiezan antes y terminan más tarde, y se cobran un precio cada vez mayor en la salud humana y en los sistemas sanitarios”, advirtió el martes la Organización Meteorológica Mundial con sede en Ginebra.

Temas

Calor