27 oct 2020

Ir a contenido

Una mala postura corporal

La espalda nos mantiene erguidos, pero también controla la postura, la forma de caminar y de estar de pie

El cuello y la espalda, junto con los músculos, tejidos y órgaos unidos a ellos, son una de las partes más importantes y sensibles del cuerpo. El cuello sostiene la cabeza y la espalda nos mantiene erguidos, pero también controla la postura, la forma de caminar y de estar de pie.

La postura afecta a nuestra salud de diversas formas. Una mala postura puede provocar problemas no solo en la espalda, los brazos y las piernas, sino también en lugares que no imaginaríamos, como los oídos, los ojos, la boca, la garganta, los intestinos...

También puede provocar cansancio, dolores de cabeza o estreñimiento. Por otro lado, una buena postura permite que los músculos trabajen más eficientemente.