Medioambiente

Más prevención y control para evitar la proliferación de mosquitos

La Agencia de Salud Pública de Barcelona ha desarrollado un mapa para investigar las zonas donde proliferan los mosquitos

Más prevención y control para evitar la proliferación de mosquitos
1
Se lee en minutos

Cada año la Agencia de Salud Pública de Barcelona identifica los espacios públicos donde pueden proliferar más los mosquitos para eliminar sus puntos de cría, sobre todo del mosquito tigre, por la posible transmisión de enfermedades importadas. En el 2022 ha identificado 82 zonas de vigilancia en la ciudad, la mayoría en los distritos de Sants-Montjuïc y Horta-Guinardó. En la monitorización y la identificación de estos puntos se han aplicado también criterios relacionados con las desigualdades sociales en la salud, y este año se prioriza el control de la proliferación de los mosquitos en los entornos escolares y las residencias de personas mayores.

El mapa para identificar los 82 puntos de más riesgo de mosquitos en la ciudad se elabora a partir de datos recogidos por el Servicio de Vigilancia y Control de Plagas Urbanas y se tienen en cuenta datos de la presencia de estos insectos durante el año anterior, los entornos de zonas de riesgo epidemiológico y las desigualdades sociales en salud.

Con respecto a la distribución territorial de los puntos de riesgo, la mayoría se concentran en el distrito de Sants-Montjuïc (16), Horta-Guinardó (11), Nou Barris (10) y Ciutat Vella (9). Por extensión, en Horta-Guinardó es donde hay más metros cuadrados de puntos de riesgo.

Control de los puntos de cría en el espacio público y en casa

Noticias relacionadas

Con este mapa, la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) realiza un trabajo de control en el espacio público para evitar la reproducción de los mosquitos en los puntos de cría, como las fuentes ornamentales o los imbornales. En estos elementos urbanos se acumula agua, que facilita la reproducción de estos insectos. En el 2021, el ASPB realizó 26.973 revisiones de elementos de riesgo urbanos, detectó presencia de mosquitos en 406 y efectuó más de 4.400 tratamientos con larvicidas biológicos.

La implicación de la ciudadanía en las tareas de prevención también es clave, ya que la mayoría de los focos de cría de mosquitos se encuentran en las propiedades privadas. El ASPB recomienda revisar, semanalmente, las zonas exteriores de casa para evitar que se acumule agua en charcos, macetas, cubos o jarras.