24 feb 2020

Ir a contenido

solo en sistemas android

Madrid abre la inscripción para probar la 'app' que carga el abono transporte con el móvil

Se realizan alrededor de 1,7 millones de recargas y más de la mitad son a través de Metro

El Periódico / Agencias

Pasajeros retirando billetes en las maquinarias de Metro de Madrid.

Pasajeros retirando billetes en las maquinarias de Metro de Madrid.

Los usuarios del transporte público pueden realizar ya la inscripción para participar en el "test masivo" de la aplicación que va a permitir cargar los abonos y la tarjeta Multi desde el móvil, que estará abierta hasta que se complete un cupo de 5.000 usuarios. Según ha informado el Consorcio Regional de Transportes, para ello se ha habilitado, dentro de su propia web, la página 'https://pilotoapprecargattp.crtm.es/', en la que cualquier usuario se puede registrar para formar parte del test. También se puede acceder al test masivo desde la página principal del Consorcio en 'www.crtm.es'.

Este periodo de prueba permitirá hacer los ajustes finales necesarios en la 'app' al contar con un universo de usuarios lo suficientemente amplio y que refleja lo que será la realidad cuando se abra la aplicación a todo el mundo. Se trata del último paso antes de que se pueda abrir la aplicación a todos los usuarios, lo que se espera poder hacer en la segunda mitad de 2020.

Desde hace un año, el Consorcio ha venido realizando una prueba piloto ininterrumpida con 500 usuarios que ha permitido ir corrigiendo fallos e incluyendo nuevas funcionalidades, y que ha demostrado la "robustez" de la 'app'. El principal salto cualitativo se dio el pasado diciembre, con una renovación de la interfaz de la aplicación y, sobre todo, con la incorporación de la pasarela de pagos que ha diseñado el Santander, la cual va a garantizar que todas las transacciones se hagan de forma segura y que los errores sean mínimos.

Herramienta para pagar el transporte público

Desde el Consorcio han destacado que "todos los madrileños tendrán la herramienta para pagar el transporte público en la palma de su mano", pero que esta aplicación va a facilitar la vida, sobre todo, a todas aquellas personas que están más alejadas de los puntos donde se pueden hacer recargas en la actualidad.

Así, la apliación será complementaria a la actual red de recarga de tarjetas de transporte público, que cuenta con 1.400 cajeros de Bankia, 1.000 estancos, 1.200 máquinas automáticas en Metro, 500 máquinas automáticas en Renfe Cercanías y 80 máquinas automáticas en Metro Ligero Oeste. En la actualidad, cada mes se realizan alrededor de 1,7 millones de recargas, de las cuales más de la mitad son a través de la red de Metro, un 30% en estancos y un 10% en la red de Cercanías.

La 'app' será gratuita y podrá utilizarse con los móviles con tecnología NFC, que son la mayoría de los que ya hay en el mercado. De momento, la aplicación sólo está operativa con móviles con sistema operativo Android pero el Consorcio ya está negociando con Apple para que se pueda extender al sistema operativo iOs.

Cómo realizar el pago

El usuario deberá descargarse la aplicación y registrar una tarjeta bancaria como medio de pago (funcionalidad que garantiza la pasarela de pago desarrollada por Santander). Para recargar, solo tiene que acercar la tarjeta de transporte al móvil. La aplicación le indicará qué títulos puede recargar y el coste.

Una vez seleccionado el título que se quiere comprar, se paga y se vuelve a acercar la tarjeta de transporte al móvil para concluir la recarga. Si en el proceso se produjera algún tipo de fallo, la operación quedaría anulada y el importe se devuelve de manera automática al usuario.

El siguiente paso será convertir el móvil de cada usuario en su título de transporte, lo que dará lugar a una tarjeta de transporte virtual. Bastará con tener cargado un título de transporte para poder acceder con el móvil a la red de transporte público de la Comunidad de Madrid, usando el teléfono móvil en las validadoras de Metro o de los autobuses. Es un proyecto más complejo pero que se espera poner en marcha antes de que acabe la legislatura.