ASUNTOS PROPIOS

Ariadna Gil: "Ahora me doy cuenta de que viví episodios de violencia machista"

  • La actriz coprotagoniza 'Solo una vez', la recién estrenada película de Guillermo Ríos sobre las sesiones de terapia de un maltratador

La actriz Ariadna Gil.

La actriz Ariadna Gil. / JOAN CORTADELLAS

3
Se lee en minutos
Núria Navarro
Núria Navarro

Periodista

ver +

Hay poderosas razones para envidiar la suerte de Ariadna Gil (Barcelona, 1969). Un clima familiar estimulante. El Goya por 'Belle Epoque' nada más empezar. La posibilidad de elegir papeles. El poco paripé de alfombra roja. Y la pareja –disculpa Ariadna, pero ¡es Viggo Mortensen, el Aragorn de 'El Señor de los Anillos'!–. Es el oficio el que le permite saltar (del bienestar) al drama de la violencia machista en 'Solo una vez', la recién estrenada película de Guillermo Ríos, en la que ejerce de terapeuta de un maltratador.

-¿Sabe qué es la violencia machista en carne propia?

-Desde muy joven he vivido episodios muy desagradables. Comentarios, gente que me ha tocado, que me ha hecho sentir pequeña. He ido por la calle con la alerta puesta. El machismo que deriva en violencia y en sometimiento no es ajeno a ninguna mujer. Cuando sucedía no era consciente. No detectaba que fuera una agresión. Es ahora cuando me doy cuenta. Por eso este momento que vivimos me parece tan importante. 

-¿Cómo se blindaba cuando ocurría?

-Unas veces supe defenderme y otras, no.

-¿Se sumaría a un #MeToo peninsular?

-Lo importante es que se hable de esto, que se sepa qué es y qué no es violencia, aprender a decir «no». Hay que ser muy cautelosa al señalar.

-Eso es miedo.

-No es miedo. Es que no tengo la necesidad. Creo que lo importante es lo colectivo y aplaudir que las cosas estén cambiando. Mi hija, Violeta, va muy por delante. Su generación lo tiene clarísimo. Y si cambian ellas, cambian ellos también.

"Noto esa fase en las mujeres de muchos cambios, muy sorprendentes, y los estoy disfrutando"

-¿Hacerse mayor resulta liberador?

-He intentado ser bastante invisible toda mi vida. Porque en mi trabajo lo importante es intentar ser otra. Lo que sí noto, pasados los 50, es esa fase en las mujeres de muchos cambios, muy sorprendentes, y los estoy disfrutando.

-¿Disfrutando?

-Son divertidos y muy acalorados. La menopausia es muy bestia y se habla muy poco.

-En este momento, ¿qué es lo que desea hacer?

-En lo profesional, continuar en la medida de lo posible.

-Pues se dosifica mucho, ¿no?

-Estoy en pocas pelis, porque tengo menos ofertas que antes. El oficio es así.

"No he tecleado 'Ariadna Gil' en YouTube en la vida. Por supervivencia o cobardía, imagino"

-No lo dice con angustia.

-No. Los actores no somos motores, estamos a expensas de lo que nos llega. Y a mí me llega mucho teatro.

-Cuando se revisa en YouTube recogiendo el Goya, en 1993, ¿a quién ve?

-¡No he tecleado 'Ariadna Gil' en YouTube en la vida! Por supervivencia o cobardía, imagino. Pero sí recuerdo perfectamente el momento.

-Cuente, cuente.

-Lo recuerdo a cámara lenta. Yo, pequeña, con una chaqueta de piel de serpiente que me había comprado, caminando hacia el escenario, oyendo los sonidos como si estuviera bajo el agua, y la mano de Imanol Arias tirando de mí. Fue un momento extraño. Diría que tengo las mismas ilusiones de aquella Ariadna, aunque he aprendido unas cuantas cosas.

-¿Cuál, por ejemplo?

-Quizá a estar más tranquila. Era muy fantasiosa, mucho. Siempre quería estar en otro sitio, ser otra, huir.

-Sin ánimo psicoanalítico. ¿Sabe por qué?

-No lo sé. Tuve una infancia con mucho cariño y mucho respeto. Seguramente da sentido al dedicarme a jugar a ser otra, a ir a otras épocas y lugares.

"Me avergüenza convivir con el horror, dejar que pasen cosas inadmisibles como la tragedia de los refugiados, y no actuar"

-En ese ir, llegó a 'Alatriste', que la marcó más que 'Belle Epoque'.

-¿'Alatriste'? 

-¿En el rodaje conoció a Viggo Mortensen?

-Sí, pero a nivel vital y profesional 'Belle Epoque' fue algo irrepetible. El equipo era maravilloso y fuimos muy felices. 'Alatriste' fue una gran producción, pero en 'aquel' momento no cambió mi vida.

-¿Diría que ha tenido más suerte en el trabajo o el amor?

-He tenido mucha suerte en todo. Pero muchísima. Mi madre dice que nací con una flor en el culo.

-¿Qué diría que le ha faltado?

-Acción.

Noticias relacionadas

-¿Más?

-Me avergüenza convivir con el horror, dejar que pasen cosas inadmisibles como la tragedia de los refugiados, y no actuar.