Tragedia

Los devastadores números de las inundaciones de Libia: 11.470 muertos y 10.100 desaparecidos

4 claves para entender la elevada mortalidad en las inundaciones de Libia

Vídeo | Las zonas inundadas de Libia antes y después de la catástrofe

La ONU moviliza un equipo de ayuda de Marruecos hacia Libia ante amplitud de la tragedia

El Periódico

El Periódico

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Al menos 11.300 personas han muerto y 10.100 siguen desaparecidas en la ciudad de Derna, en el este de Libia, asolada hace casi una semana por inundaciones tras la ruptura de dos presas, según un nuevo balance presentado por la ONU.

La emergencia también se ha cobrado al menos 170 vidas en otras partes del este de Libia, añadió. Los datos contrastan con la cifra oficial más reciente facilitada por el ministro de Sanidad del gobierno instalado en el este de Libia, Othman Abdeljalil, de 3.166 fallecidos. "Se espera que estos números aumenten en los próximos días y semanas, ya que los equipos de búsqueda y rescate trabajan incansablemente para encontrar supervivientes", señala el informe de OCHA.

Dos presas situadas río arriba de Derna reventaron hace una semana bajo la presión de las lluvias torrenciales de la tormenta con fuerza de huracán Daniel. Las represas se habían construido para proteger la ciudad portuaria de 100.000 habitantes después de que sufriera importantes desbordamientos a mediados del siglo XX.

Imágenes aéreas de la catástrofe en Libia tras el ciclón

Una semana después, siguen encontrándose cadáveres. Un equipo de rescate del Departamento de Protección Civil de Malta descubrió el viernes una playa repleta de cuerpos, según el periódico Times of Malta.

La ayuda internacional dirigida a Libia está llegando desde Naciones Unidas, Europa y Oriente Medio, lo que supone un alivio para los miles de supervivientes. La asistencia incluye medicinas esenciales y material quirúrgico de emergencia, así como bolsas para cadáveres para poder trasladarlos. Se han enviado tiendas de campaña, mantas, alfombras, kits de higiene y alimentos, junto con maquinaria pesada para ayudar a retirar los escombros.

Reclamos

Las devastadoras inundaciones provocadas por Daniel se vieron agravadas por las deficientes infraestructuras de Libia, sumida en la inestabilidad tras el levantamiento respaldado por la OTAN que derrocó y mató al dictador Muamar Gadafi en 2011.

Se ha cuestionado por qué no se evitó la catástrofe, ya que las grietas en las presas se conocían desde 1998. El fiscal general Al-Seddik Al-Sour ha anunciado una investigación sobre las circunstancias que condujeron al colapso. Al igual que gran parte de las infraestructuras de Libia, las dos represas construidas para retener el agua de Derna se deterioraron durante años de abandono, conflicto y división.

Con decenas de miles de personas desplazadas, las organizaciones humanitarias han advertido de los riesgos que plantean los restos de minas terrestres y otros artefactos explosivos sin detonar, algunos de los cuales, según la ONU, han sido desplazados por las aguas.

Los riesgos de enfermedades como el cólera también son elevados, según los grupos de ayuda. El Centro Nacional de Control de Enfermedades informó de que al menos 55 niños resultaron intoxicados por beber agua contaminada en Derna. Con el fin de ayudar a los cientos de miles de personas necesitadas, la ONU ha lanzado un llamamiento para recaudar más de 71 millones de dólares.