Segunda vuelta electoral

Sinan Ogan, el candidato ultra que puede decidir con su apoyo el próximo presidente de Turquía

Turquía celebrará por primera vez una segunda vuelta en unas presidenciales

EDITORIAL | Erdogan, cerca de la reelección

El candidato presidencial turco Sinan Ogan.

El candidato presidencial turco Sinan Ogan. / YVES HERRAN / REUTERS

Begoña González
Adrià Rocha Cutiller
Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Las elecciones presidenciales turcas del pasado domingo tuvieron un inesperado protagonista que a pesar de no haber pasado a la siguiente fase de estos comicios se ha convertido en un actor clave para la victoria del próximo presidente de Turquía. Sinan Ogan, obtuvo un 5,2% en la primera vuelta, un porcentaje que no le permite seguir siendo candidato a presidente, pero sus apoyos deberán repartirse ahora entre los dos candidatos que sí se disputarán la jefatura del Estado, el actual presidente Recep Tayyip Erdogan, y el candidato opositor, Kemal Kiliçdaroglu.

"Esta segunda vuelta resulta especialmente interesante por su novedad. Nunca hasta ahora se había llevado a cabo una segunda vuelta porque desde el cambio de sistema a presidencialista Erdogan siempre había superado ese 50% de apoyos", explica a EL PERIÓDICO el analista político turco Berk Esen. Las encuestas vaticinaban un triunfo de Kiliçdaroglu que podía incluso zanjarse en la primera vuelta, pero la realidad fue distinta, y Erdogan adelantó al candidato opositor con una ventaja de más de cuatro puntos. Aun así, insuficiente para evitar la segunda ronda que tendrá lugar el próximo 28 de mayo.

"Creador de reyes"

Sinan Ogan se ha convertido así en el inesperado "creador de reyes", como lo ha apodado la prensa del país, porque el resultado de la segunda fase de estos comicios podría depender de a quién decida apoyar. A pesar de no haberse encomendado públicamente a ningún candidato, Ogan marcó el mismo lunes las líneas rojas de su apoyo, y dejó entrever que no brindaría su apoyo a Kiliçdaroglu. Aseguró que tan solo podría apoyar al candidato opositor en caso de que este aceptara no hacer concesiones a los partidos prokurdos, algo prácticamente impensable ya que forman parte de la coalición.

"Consultaremos con nuestra base de votantes nuestra decisión en la segunda vuelta. Pero ya hemos dejado claro que la lucha contra el terrorismo y el regreso de los refugiados son nuestras líneas rojas", dijo Ogan a Reuters en una entrevista el lunes. Ogan, de 55 años y exacadémico, participó en la primera vuelta de las elecciones presidenciales como candidato de ATA, una alianza de partidos ultranacionalistas turcos liderada por el Partido de la Victoria, conocido por su postura contraria a la inmigración y la mano dura contra el pueblo kurdo. Ogan afirmó entonces que su objetivo era eliminar a dos partidos mayoritariamente kurdos de la "ecuación política" de Turquía y reforzar a los nacionalistas y laicistas turcos.

La victoria de Erdogan

Para Erdogan en cambio, el apoyo de los votantes de Ogan es algo más factible. "Ogan no dará su apoyo públicamente a Erdogan, pero sus sufragios irán para el presidente casi con total seguridad. De todas maneras, es factible que Ogan y Erdogan pacten en 'petit comité' y que tras la victoria del presidente, Ogan ocupe alguna cartera ministerial", asegura Esen. "Para la oposición el apoyo de Ogan sería vital, pero les supondría un dilema. Kiliçdaroglu recibió muchísimo apoyo kurdo, sobre todo del este del país y Sinan Ogan es un ultranacionalista turco que no va a tolerar ningún tipo de concesión del candidato opositor al pueblo kurdo. Aunque Ogan pidiera el voto para Kiliçdaroglu, no veo factible que sus votantes, ultranacionalistas turcos, le apoyaran", zanja.

Las cifras de sufragios de la primera vuelta dejaron bastante claro que Erdogan no ha perdido tanto apoyo como se esperaba en un primer momento y que tiene muchas probabilidades de revalidar el mandato. "A pesar de haber conseguido los peores resultados de su historia, teniendo en cuenta que Turquía fue golpeada recientemente por el peor terremoto de su historia, así como una gravísima crisis económica, Erdogan realmente no ha tenido tan malos resultados. Es más, superó con creces las expectativas de voto que daban a Kiliçdaroglu como ganador en una primera vuelta", reflexiona Esen.

Perspectivas de voto

De cara a la segunda ronda electoral, ambos candidatos parten de posiciones distintas a las que tenían para la primera fase. Las predicciones ahora son diferentes. De hecho, aseguran los expertos que es posible que la derrota de la oposición en la primera ronda les pase factura en esta segunda y haya gente que no salga a votar. "Lo único que veo que podría aupar a Kiliçdaroglu es que los simpatizantes de Erdogan puedan relajarse al haber ganado la primera ronda y no vayan a votar de modo que se podrían igualar los resultados", explica el politólogo. "Kiliçdaroglu es consciente de que las perspectivas son malas. De hecho se le ha visto desmotivado, y eso podría arrastrar a sus votantes. Solo hizo una breve comparecencia tras la primera noche electoral que compartió en redes sociales", añade.

Ogan dijo que aún no se había reunido con Erdogan o Kiliçdaroglu desde la votación del domingo, pero señaló que estaría abierto a la negociación "sobre la base de sus principios". "Por ejemplo, podríamos firmar un protocolo con Alianza Nación (para respaldar a Kiliçdaroglu) para dejar claro que no harían ninguna concesión al HDP. Así de sencillo", dijo.