Entrevista

Enrico Letta: "Hay una fuerte injerencia de Rusia para favorecer a la derecha en Italia"

EL PERIÓDICO entrevista al exprimer ministro italiano y candidato del Partido Democrático a las elecciones del 25 de septiembre

El ex primer ministro italiano y candidato a las elecciones por el Partido Democrático, Enrico Letta.

El ex primer ministro italiano y candidato a las elecciones por el Partido Democrático, Enrico Letta. / Massimo Di Vita/Age

4
Se lee en minutos
Irene Savio
Irene Savio

Periodista

ver +

En entrevista, el progresista Enrico Letta (Pisa, 1966), profesor universitario, político y politólogo de tronco democristiano, mantiene una voz tranquila y poco estresada, como si no hubiese cansancio o preocupación en sus días. Lo cual, como cualquier ciudadano en Italia sabe, es totalmente falso. Ex primer ministro de Italia (2013-2014) y exdecano de la Escuela de Asuntos Internacionales de Sciences Po de París, Letta se encuentra desde hace menos de dos años a cargo del Partido Democrático (PD) italiano. Y el momento es particularmente crítico. Pese a que su partido ha crecido en los sondeos, Letta enfrenta una campaña electoral sin una alianza de coalición que le dé muchas esperanzas de ganar las venideras elecciones y frenar a la ultraderecha de Giorgia Meloni, la líder de Hermanos de Italia, y Matteo Salvini, el de la Liga. Con el terremoto que eso puede suponer en Europa.

Los sondeos dicen que ya ha perdido.

Los sondeos también dicen que el 45% son votantes indecisos, no saben qué votar. Por eso, nos centraremos en trabajar en los indecisos y en los abstencionistas, en hablar con ellos y convencerles de los riesgos que corremos con la derecha.

¿De qué amenazas habla?

Ahora mismo los italianos tienen dos alternativas: la nuestra, (que garantiza) el permanecer en el corazón de Europa al lado de Francia, Alemania y España, y la de Meloni y Salvini, que quieren a Italia al lado de Polonia y Hungría, países hoy dirigidos por gobiernos que han sido sancionados por la Unión Europea por muchas cuestiones ligadas a las libertades fundamentales.

¿Y la economía?

Pues, estamos hablando de fuerzas políticas que no han apoyado ni los fondos de recuperación ni (las medidas contra) la crisis climática. Giorgia Meloni incluso ya ha dicho que quiere renegociar el Fondo Europeo de Recuperación (del covid-19), y yo creo que esto es un grave error. Lo que debemos hacer es poner en marcha ese plan lo más rápido posible.

¿Qué tiene que ver Vladímir Putin con Italia?

Rusia ha entrado en esta campaña electoral. Hay una fuerte injerencia de Rusia para favorecer a la derecha, porque (el Gobierno ruso) sabe que nuestra posición seguirá en la línea de la postura contraria a Putin que ha mantenido el Gobierno italiano hasta ahora, mientras que Salvini y Berlusconi son dos amigos (de Rusia). Esto se ha visto también recientemente reflejado en las palabras de Dmitri Medvedev (exprimer ministro ruso, que en un mensaje en Telegram pidió a los europeos "castigar en las urnas a sus estúpidos gobiernos").

¿Meloni es una fascista?

Respeto lo que ella dijo, que es que no es fascista. Nosotros somos antifascistas.

El pecado original del PD parece ser no haber logrado tejer una alianza fuerte, mientras que la derecha lo ha hecho.

Algunos no han querido estar con nosotros y ahora cargarán con la responsabilidad de haber preferido una carrera en solitario. Se han equivocado. Yo, y he sido muy criticado por ello, he intentado pactar para alargar (la coalición de centroizquierda). El momento era ahora. Dicho esto, también después de las elecciones está claro que preferiré hablar con aquellos más cercanos a nosotros que con Meloni o Salvini, con los cuales la distancia es abismal.

¿Le están llamando otros líderes europeos?

En Europa hay gran preocupación ante (la posibilidad de) que Italia vaya hacia el modelo (del primer ministro húngaro, Víktor) Orbán.

¿Cuáles son las apuestas de su programa?

Para empezar, hemos propuesto poner un techo al precio de la energía en Italia. España hizo esto hace meses. La segunda gran cuestión es la lucha contra la crisis climática, queremos que se aplique la reducción del 55% (de las emisiones), que se apueste por las renovables y se abandone la energía fósil. Tercer gran tema: queremos una sociedad de personas libres, contraria a las lógicas patriarcales y de discriminación típicas de las derechas en el campo de los derechos. Y cuarto, una de nuestras medidas estrella es una propuesta para reducir fuertemente los impuestos sobre el trabajo. Queremos ayudar a los trabajadores y a las trabajadoras.

El PD ha perdido terreno en las zonas más pobres y menos urbanas.

La palabra clave es 'proximidad'. De ahí que hayamos propuesto un plan para aumentar y mejorar los servicios en las zonas rurales y periféricas, queremos relanzar la figura del médico de cabecera, y también le hemos dedicado toda una serie de propuestas a los jóvenes, para acabar, por ejemplo, con las pasantías gratuitas, y favorecer su ingreso en el mercado laboral y que puedan tener una casa propia.

Lo había dejado y regresó a la política italiana. ¿Se arrepiente?

Absolutamente no. Quiero una Italia moderna, que no vaya para atrás. Me siento muy determinado.

Si pierde, ¿seguirá siendo el líder de su partido?

Ganaremos...

Noticias relacionadas

Es muy optimista.

Mire, si miramos hacia atrás, a las últimas elecciones en Italia, verá que suele haber mucha volatilidad y que los resultados cambiaron de varios puntos también la semana antes (del voto).