Desde el 15 de julio

España liderará un plan para sacar grano de Ucrania y lo almacenará en Tarragona y Barcelona

  • La iniciativa, en la que participan Polonia, Luxemburgo y Francia, se pondrá en marcha el 15 de julio y forma parte de las medidas para hacer frente a la crisis alimentaria mundial

Un trabajador carga un camión con grano en una terminal durante la cosecha de cebada en la región de Odesa, mientras continúa el ataque de Rusia contra Ucrania, Ucrania 23 de junio de 2022.

Un trabajador carga un camión con grano en una terminal durante la cosecha de cebada en la región de Odesa, mientras continúa el ataque de Rusia contra Ucrania, Ucrania 23 de junio de 2022. / REUTERS

3
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

España liderará una iniciativa, en la que participarán Polonia, Luxemburgo y Francia, para sacar hasta septiembre casi 8.000 toneladas de grano de Ucrania a través de un corredor ferroviario que unirá el país con los puertos mediterráneos de Tarragona, Barcelona o Cartagena. El proyecto, de carácter público-privado, arrancará el 15 de julio y ha sido presentado por el presidente español, Pedro Sánchez, al resto de líderes europeos en el marco del Consejo Europeo celebrado en Bruselas. "Es evidente que no nos podemos quedar parados a esperar a ver qué sucede en el Mar Negro", ha explicado en rueda de prensa al término de la cumbre sobre la aportación española para desbloquear parte de los 20 millones de toneladas de cereal que se calculan están bloqueadas en el puerto de Odessa (Ucrania).

"Según Naciones Unidas hay ahora mismo cientos de millones de personas en riesgo de sufrir una crisis alimentaria, extendiéndose a más de una cuarentena de países, y creemos que es imperioso conseguir la salida y la incorporación a los mercados internacionales de las cosechas de cereales ucranianos que se calculan en más de 20 millones de toneladas y que no pueden ser exportadas de los puertos ucranianos debido al bloqueo ruso", ha explicado Sánchez cuya iniciativa responde al llamamiento de Bruselas de poner en marcha "corredores solidarios" para tratar de exportar de Ucrania el mayor grano posible. 

La idea es que los trenes ucranianos, que utilizan un ancho de vía diferente, lleguen a la frontera polaca con el grano que posteriormente se descargaría y trasladaría a otros ferrocarriles con ancho de vía estándar que, tras cruzar Polonia, Alemania, Luxemburgo y Francia, terminarán en los puertos españoles del mediterráneo donde el cereal sería almacenado en silos para su posterior exportación a los países del norte de Africa y el Magreb.

600 toneladas en julio

En la iniciativa, coordinada por el ministerio de Transportes, participarán varias empresas ferroviarias como la SNCF francesa o RENFE que pondrán ferrocarriles, locomotoras y contenedores que tardarán, según las fuentes consultadas, seis días en cubrir el recorrido desde Ucrania hasta el mediterráneo. El objetivo es sacar 600 toneladas en el mes de julio aunque se espera aumentar los envíos a partir de agosto hasta alcanzar las 8.000 toneladas durante los primeros tres meses de funcionamiento de la iniciativa.

A partir de aquí la idea seguir exportando el grano en función de las necesidades y de la decisión de Ucrania. “Es una contribución importante que España quiere hacer a una situación muy complicada”, han explicado desde el Ejecutivo español sobre una aportación muy limitada teniendo en cuenta la enorme cantidad de grano bloqueado en el país. Hasta ahora el Gobierno ucraniano ha establecido dos rutas para exportar grano a través de Polonia y Rumanía, que implica el traslado del cereal del tren al barco a través del río Danubio para posteriormente embarcarlo en el puerto de Constanza, en el Mar Negro. Todo esto, sin embargo, supone un proceso complejo y muy costoso.

"Crimen de guerra"

Noticias relacionadas

Hace solo cuatro días el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, acusaba a Rusia de estar cometiendo un “crimen de guerra” por bloquear la exportación de millones de toneladas de grano de Ucrania. “Cuando más de 20 millones de cereales están bloqueados en los silos de Ucrania y alguien evita que esos alimentos lleguen a los consumidores. Esto tiene un precio. Hay gente que va a tener hambre. Es un acto deliberado para utilizar los alimentos, los cereales en este caso, como un arma de guerra. Un acto deliberado para crear una hambruna en el mundo, para presionar a nivel mundial, a la UE y a Ucrania. Es lo que está ocurriendo”, lamentaba.

Bruselas lleva semana buscando alternativas a la salida del grano por barco y esquivar así, o al menos limitar, el veto del Kremlin que, según alertan los dirigentes europeos, podría provocar una "hambruna" en Africa. “Es necesario sacar 20 millones de toneladas de cereales de Ucrania en menos de tres meses”, decía a principios de mayo la comisaria de transporte, Adina Valean. Según las cifras de Bruselas, en circunstancias normales Ucrania exporta el 75% de su producción de cereal lo que le genera el 20% de los ingresos anuales de exportación. Antes de la guerra los puertos ucranianos del Mar Negro eran responsables del 90% de sus exportaciones de cereal y semillas oleaginosos.