En Afganistán

Un atentado contra una mezquita mata a decenas de personas en Kabul

Al menos 30 fieles perdieron ayer la vida tras una ceremonia

Afganos huyen cerca del sitio de las explosiones de la mezquita Khalifa Sahib en Kabul, ayer.

Afganos huyen cerca del sitio de las explosiones de la mezquita Khalifa Sahib en Kabul, ayer. / REUTERS/Ali Khara

1
Se lee en minutos
Reuters

Una fuerte explosión mató el viernes a más de 50 personas en una mezquita de Kabul, la capital de Afganistán, según dijo el responsable de este lugar de culto sunita.

La explosión ocurrió a primera hora de la tarde en la mezquita Khalifa Sahib en un distrito occidental de Kabul, dijo en un comunicado Besmullah Habib, portavoz adjunto del Ministerio del Interior afgano. Inicialmente confirmó unos 10 muertos.

La explosión se produjo cuando los fieles se reunieron después de las oraciones del viernes para una ceremonia de 'dhikr', un acto de recuerdo de Dios practicado por algunos musulmanes pero considerado hereje por algunos radicales sunitas.

Sayed Fazil Agha, el jefe de la mezquita, dijo que una persona, aparentemente un terrorista suicida, se unió a la ceremonia antes de detonar su bomba. "Había humo negro por todas partes, cadáveres por todas partes", dijo a Reuters, y agregó que perdió a sus sobrinos en el ataque. "Yo mismo sobreviví, pero perdí a mis seres queridos".

Mohammad Sabir, un residente, dijo que vio víctimas en ambulancias. "La explosión fue muy fuerte, pensé que me habían perforado los tímpanos", dijo.

Un hospital en el centro de Kabul confirmó que trató a 21 personas heridas en la explosión y que dos pacientes murieron en el camino. Una enfermera de otra instalación, que se negó a ser identificada, aseguró que varios heridos habían llegado en estado crítico.

Noticias relacionadas

Una fuente del servicio de sanidad confirmó que los hospitales de Kabul habían recibido hasta ahora al menos 30 cadáveres.

Afganistán ha sido escenario de numerosos atentados mortales durante el Ramadán, el mes sagrado de los musulmanes que finaliza a principios de la próxima semana. La organización Estado Islámico (IS) se atribuyó la responsabilidad de algunos de estos ataques, que se dirigieron especialmente a la minoría chiíta del país.