Tensión bélica en el Este

Gas de Rusia: Bruselas acusa a Rusia de intentar chantajear a la UE

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dice que la decisión de cortar el suministro a Polonia y Bulgaria es "inaceptable" pero anticipa que la UE está preparada para "este escenario"

Gas de Rusia: Bruselas acusa a Rusia de intentar chantajear a la UE
4
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

De "injustificado" e "inaceptable". Así ha calificado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el anuncio de la empresa estatal rusa de gas, Gazprom, de cortar el suministro a Polonia y Bulgaria por no realizar los pagos en rublos, tal y como exige Moscú para sortear las sanciones europeas. "Es otro intento de Rusia de utilizar el gas como un instrumento de chantaje" y muestra "una vez más" que "Rusia no es fiable como suministrador de gas", ha advertido la alemana insistiendo en que el Kremlin "ha fracasado una vez más" en su intento de dividir a una Unión Europea que está preparada para este escenario y con planes de contingencia en marcha.

"Es otro movimiento unilateral agresivo de Rusia", se ha sumado el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, cerrando filas con los países afectados. "Permaneceremos unidos y nos apoyaremos mutuamente mientras eliminamos gradualmente las importaciones de energía rusa", ha avisado sobre el elemento central de la nuestra estrategia energética europea . La misma denuncia han realizado desde Polonia y Bulgaria, los dos primeros países de la UE en verse afectados por la interrupción del suministro y a los que podrían sumarse más Estados miembros en las próximas semanas.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, ha advertido que la decisión de Gazprom -objeto de una investigación del Ejecutivo comunitario por posibles distorsiones de la competencia y conducta anticompetitiva- es “un ataque directo a Polonia” pero ha dejado claro que están preparados para esta emergencia y que cuentan con reservas suficientes. “La situación no afecta a los abastecimientos actuales de los clientes de PGNiG que reciben el carburante conforme a su demanda”, ha indicado la compañía en un comunicado.

También el gobierno búlgaro ha explicado que el suministro a los hogares búlgaros está garantizado al menos un mes y ha acusado a Moscú de utilizar los envíos como “un arma política más en la guerra actual”, ha dicho el ministro de energía, Alexander Nikolov, cuyo país depende en un 90% del suministro de gas ruso. Ambos países han informado al resto de sus socios sobre su situación durante una reunión del grupo de coordinación de gas, donde participan los Veintisiete, y ya están recibiendo suministro de sus vecinos de la UE lo que demuestra, según von der Leyen, "la inmensa solidaridad" europea y la "eficacia de las inversiones pasadas en interconectores y otras infraestructuras".

Pagar en euros, no en rublos

La decisión del Kremlin, en todo caso, no ha pillado por sorpresa a la UE que está "preparada", se ha movilizado con rapidez para dar una respuesta coordinada y Francia, que lidera este primer semestre del año la presidencia de la UE, ha convocado a los ministros de energía a una reunión de urgencia el próximo lunes 2 de mayo. “Los Estados miembros han puesto en marcha planes de contingencia para un escenario como este y trabajamos con ellos en coordinación y solidaridad. Estamos trazando una respuesta coordinada de la UE”, ha explicado von der Leyen que ha pedido a las empresas europeas que paguen el gas en euros y no en rublos como exige el presidente Vladimir Putin.

"Pagar en rublos, si no está previsto en el contrato, constituye una vulneración de nuestras sanciones. Alrededor del 97% de nuestros contratos estipulan explícitamente pagos en euros o dólares. Así que está muy claro que la petición de Rusia de pagar en rublos es una decisión unilateral que no se ajusta a los contratos. Las empresas con este tipo de contratos no deben acceder a las peticiones rusas. Esto sería una vulneración de las sanciones y por tanto un gran riesgo para las compañías", ha recordado la presidenta.

Sexto paquete sanciones

Noticias relacionadas

Mientras tanto Varsovia y otras capitales presionan al resto de aliados para dar una vuelta tuerca más a la política de sanciones y aplicar una sexta ronda que incluya un veto al petróleo y al gas. "El sexto paquete de sanciones llegará en su debido momento. Estamos trabajando intensamente en él. El movimiento que ha hecho Rusia básicamente le perjudica a ella misma. El Kremlin está dañando la economía rusa porque le está privando de importantes ingresos. En todo caso, nosotros estamos trabajando para librarnos del carbón, como ya hemos hecho, y también del petróleo. Llevamos meses trabajando para reducir la dependencia del gas ruso y está dando resultados", ha asegurado von der Leyen.

Bruselas lleva meses negociando con proveedores alternativos de gas natural, como Estados Unidos, Qatar o Argelia, para elevar el nivel de almacenamiento en la UE y reducir la dependencia de Rusia, de donde importa actualmente 155 bcm, el 40% del gas que consume la UE. La estrategia propuesta a finales de marzo apuesta de hecho por aumentar el gas almacenado en los depósitos subterráneos de la UE hasta el 90% para el 1 de octubre con el objetivo de afrontar el próximo invierno con garantías.