Tensión bélica en Europa del este

Rusia anuncia ejercicios militares con misiles balísticos y de crucero

  • En las maniobras, previstas para este sábado y a las que asistirá Putin, tienen como objetivo probar "la fiabilidad de las armas estratégicas nucleares y no nucleares"

  • Estados Unidos eleva a 190.000 el número de soldados rusos desplegado en torno a Ucrania, cerca del doble que en el pasado mes de enero

El presidente ruso Vladimir Putin, durante una reciente conferencia de prensa.

El presidente ruso Vladimir Putin, durante una reciente conferencia de prensa. / SERGEY GUNEEV / POOL / SPUTNIK (EFE)

3
Se lee en minutos
Andrés Goldszmidt / Agencias

La crisis de Ucrania no parece tener fin y, a pesar de los esfuerzos diplomáticos desplegados los últimos días, la tensión no deja de crecer. El presidente Vladimir Putin supervisará este sábado unos ejercicios militares en los que se lanzarán misiles balísticos y de crucero capaces de transportar ojivas nucleares , según la agencia de noticias Interfax. Las maniobras implicarán a soldados del distrito militar Sur de Rusia, las fuerzas aeroespaciales, las fuerzas estratégicas y las flotas rusas del Norte y del mar Negro. El objetivo de estas maniobras es, según el Ministerio de Defensa ruso, "probar el nivel de preparación" de las fuerzas involucradas y la "fiabilidad de las armas estratégicas nucleares y no nucleares".

Las fuerzas "estratégicas" rusas, en su definición más amplia, sirven para responder a las amenazas, inclusive en caso de guerra nuclear. Están equipadas con misiles de alcance intercontinental, bombarderos estratégicos de largo alcance, submarinos, buques de superficie y una aviación naval con misiles convencionales también de largo alcance. 

La concentración militar rusa cerca de Ucrania y el anuncio de estas nuevas maniobras ha avivado aún más el temor de que Moscú pueda atacar a su vecino del oeste, a pesar de que a principios de esta semana anunció un repliegue de sus tropas cuestionado por la OTAN y EEUU

Una preocupación que ha centrado la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC), un foro que se celebra anualmente en esta ciudad alemana. En el de este año participan 30 jefes de Estado y de Gobierno. Por primera vez desde 1991 no asiste ninguna delegación oficial de Moscú. El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, era un habitual a esta cita, a pesar de tratarse de un foro claramente hostil para los intereses de Moscú.

Operación de falsa bandera

El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, insistió ayer en la ciudad alemana en sus dudas sobre “si el camino elegido por Rusia es el diplomático”. Para Blinken las "tácticas coercitivas" de Moscú contra Ucrania ya están en funcionamiento, incluida la ampliación de "tropas de vanguardia" a sus efectivos cerca de la frontera con el país vecino. Washington estima que Rusia tiene desplegados en torno a Ucrania a entre 169.000 y 190.000 soldados, frente a los 100.000 del pasado 30 de enero. Rusia crea "falsas provocaciones" en el este de Ucrania para "tener que responder" y, en última instancia, "cometer una nueva agresión" contra el país.“

En similares términos se expresó la jefa de la diplomacia alemana, Annalena Baerbock, que sostuvo que el escenario más probable no es un ataque ruso a gran escala, sino una operación de falsa bandera o un golpe de Estado. "Una invasión en toda regla es posible, pero no estoy segura de que este sea realmente el escenario más probable". Baerbock dijo que “no se trata de una crisis ucraniana sino una crisis rusa” y advirtió que el momento actual es uno de los más peligrosos porque “la provocación y la desinformación pueden convertirse en una mayor escalada”. A pesar de todo, la jefa de la diplomacia alemana, afirmó que su país seguirá apostando por la vía diplomática. Y puso como ejemplo el Cuarteto de Normandía, formado por Ucrania, Rusia, Alemania y Francia.

Alarma en Occidente

En el otro frente y en la reunión que ha tenido hoy en Moscú Putin con su gran aliado, el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, el mandatario ruso ha advertido sobre el "agravamiento" del conflicto en el este de Ucrania, donde el Ejército ucraniano afronta desde 2014 a milicias separatistas prorrusas apoyadas por Moscú y donde en las últimas horas ambas partes se han vuelto a acusar de violaciones del alto el fuego. Este viernes ha estallado un coche bomba frente al edificio gubernamental de los separatistas prorrusos en Donetsk, región de Donbás. Para el líder del Kremlin, el proceso de solución del conflicto ucraniano "continúa atascado". 

Noticias relacionadas

Este domingo está previsto que acaben las maniobras militares conjuntas rusas-bielorrusas, que han despertado también la alarma en Occidente por su magnitud y cercanía a la frontera con Ucrania. Este despliegue, calificado por el representante estadounidense como "la movilización militar más significante en Europa desde la Segunda Guerra Mundial", incluye tropas rusas en Bielorrusia, en Rusia y en la península de Crimea, anexionada de forma ilegal por Moscú en 2014.