Increíble historia

El bebé Sohail ha vuelto con su familia tras perderse en la caótica evacuación de Kabul

  • El padre del pequeño lo entregó a un soldado estadounidense subido en un muro ante el temor de que fuera aplastado en plena evacuación en el aeropuerto de Kabul

  • El niño, que entonces tenía dos meses, fue recogido por un taxista que lo encontró solo y llorando en el recinto aeroportuario y decidió llevárselo a su casa

El pequeño Sohail Ahmadi, que fue separado de sus padres durante el caso en el aeropuerto de Kabul el pasado mes de agosto, juega con otros niños en casa de su abuelo en Kabul, este domingo.

El pequeño Sohail Ahmadi, que fue separado de sus padres durante el caso en el aeropuerto de Kabul el pasado mes de agosto, juega con otros niños en casa de su abuelo en Kabul, este domingo. / MOHD RASFAN (AFP)

3
Se lee en minutos
Mica Rosenberg, Jonathan Landay y James Mackenzie (Reuters)

La imagen dio la vuelta al mundo. Miles de personas esperan poder ser evacuadas en el aeropuerto de Kabul. En pleno caos unos brazos se alzan sobre las cabezas de la multitud y entregan a un bebé a un soldado estadounidense que está subido en un muro. Sohail Ahmadi tenía solo dos meses cuando desapareció ese 19 de agosto. Este sábado, el niño ha sido finalmente devuelto a sus familiares en Kabul. No ha sido tarea fácil. Ahora se sabe que Hamid Safi, un taxista de 29 años, encontró al niño en el aeropuerto y se le llevó a su casa.

Durante la caótica evacuación, Mirza Ali Ahmadi, el padre del niño, un exguardia de seguridad en la embajada de EEUU en Kabul, y su esposa, Suraya,  temieron que su hijo acabara aplastado por la multitud en las puertas del aeropuerto. Ahmadi dijo a Reuters a principios de noviembre que ese día, desesperado, optó por entregar al pequeño al militar con la esperanza de que en pocos minutos él y el resto de su familia pasaran al otro lado del muro y se reencontraran con el pequeño. Pero justo en ese momento, los talibanes hicieron retroceder a la multitud y Ahmadi, su esposa y sus otros cuatro hijos, no consiguieron superar el obstáculo hasta media hora más tarde. Para entonces Sohail ya había desaparecido.

Base militar

Ahmadi explicó que lo buscó desesperadamente por el aeropuerto sin éxito. Personal encargado de la evacuación le convencieron de que lo más probable era que su hijo hubiera sido evacuado en otro avión hacia Estados Unidos. El padre con el resto de la familia volaron finalmente hasta una base militar de Texas, donde esperaban encontrar ahí a su hijo. Pero no fue así.

El mismo día que Ahmadi y su familia fueron separados del bebé, el taxista Safi había logrado entrar en el aeropuerto de Kabul para dejar a la familiar de su hermano que iba a ser evacuada. El taxista dijo que encontró a Sohail solo y llorando en el suelo. Tras intentar sin éxito localizar a los padres del pequeño, decidió llevárselo a su casa. Padre de tres hijas, Safi explicó que el mayor deseo de su madre antes de morir era que tuviera un hijo varón. En ese momento decidió: "Me quedo con este bebé. Si encuentran a su familia, se los daré. Si no, lo criaré yo mismo", explicó a Reuters en una entrevista a fines de noviembre.

Safi puso un nombre al pequeño, Mohammad Abed, y publicó fotos de la familia al completo en su página de Facebook. Después de que Reuters escribiera sobre la desaparición del niño, vecinos de Safi, que sabían que había regresado meses antes del aeropuerto con un bebé en brazos, reconocieron las fotos y escribieron comentarios al respecto en la red social.

Denuncia de secuestro

Así es como la noticia llegó a Ahmadi, que pidió a sus familiares que aún están en Afganistán, incluido su suegro Mohammad Qasem Razawi, de 67 años, que localizasen a Safi y le pidieran que devolviera al niño. Pero el taxista se negó. La familia del bebé buscó ayuda a la Cruz Roja, que tiene la misión de ayudar a reconectar a las personas separadas por crisis internacionales, pero de poco les sirvió.  Finalmente, Razawi contactó con la policía talibán local para denunciar un secuestro. Safi negó las acusaciones a la policía y dijo que estaba cuidando al bebé, no lo tenía secuestrado. Finalmente se llegó a un acuerdo.

Noticias relacionadas

Razawi dijo que la familia del bebé finalmente acordó compensar a Safi con 100.000 afganos (950 dólares) por los gastos derivados de cuidar al pequeño durante cinco meses. En presencia de la policía, y entre lágrimas, el bebé finalmente fue devuelto a sus familiares. Razawi dijo que Safi y su familia estaban desolados por perder a Sohail. "Hamid y su esposa estaban llorando, yo también lloré, pero les aseguré que ambos son jóvenes, Alá les dará un hijo varón. No uno, sino varios. Les agradecí a ambos por salvar al niño", dijo Razawi. El pequeño Sohail viajará a Estados Unidos para reunirse con sus padres y hermanos.