Candidatura oficial

El exboxeador Manny Pacquiao aspira a sustituir a Duterte en Filipinas

  • El icónico deportista optará a dirigir el país como cabeza del izquierdista PDP-Laba

 Manny Pacquiao, durante una entrevista en Nueva York, el pasado octubre.

 Manny Pacquiao, durante una entrevista en Nueva York, el pasado octubre. / AP / SETH WENIG

1
Se lee en minutos
Europa Press

El icónico boxeador Manny Pacquiao ha presentado su candidatura a la presidencia de Filipinas, convirtiéndose en el primer político que declara oficialmente que se presenta al máximo cargo en las elecciones del próximo año dispuesto a sustituir al controvertido Rodrigo Duterte.Pacquiao, de 42 años, que actualmente es senador, concurre a los comicios por el Partido Democrático Filipino-Poder Popular (PDP-Laba), de izquierda, y ha prometido luchar contra la pobreza y la corrupción. También ha asegurado que mejorará el servicio de internet y reducirá el coste de la electricidad en Filipinas, así como trabajará para resolver la pandemia de coronavirus.

"Mi candidatura no es solo para mí sino también para el pueblo filipino (para) darles un futuro mejor, especialmente a los que sufren desde hace mucho tiempo", ha manifestado al presentar su candidatura ante la Comisión Electoral. "A los que están robando al pueblo filipino, sus días felices en el Gobierno están contados", ha añadido, para recalcar que esta es su "promesa al pueblo filipino y a Dios".

Noticias relacionadas

Otros políticos que han declarado su candidatura para sustituir al actual presidente, Rodrigo Duterte, son el popular alcalde de la capital, Manila, Isko Moreno, y el exjefe de policía, el senador Pánfilo Lacson. Además están también la vicepresidenta Leni Robredo; la alcaldesa de Davao e hija de Duterte, Sara Duterte; y el exsenador Ferdinand Bongbong Marcos, único hijo y tocayo del difunto dictador filipino. Robredo y Sara Duterte aún no han confirmado sus planes para las elecciones del próximo año, mientras que Marcos ha sido designado candidato presidencial por su partido político.

Duterte, de 76 años y que por ley no puede presentarse a la reelección, anunció a principios de septiembre que concurría como candidato a vicepresidente. Algunos analistas ven esta decisión como un intento de blindarse ante la justicia después de que el pasado 15 de septiembre el Tribunal Penal Internacional (CPI) diera una luz verde a investigar la guerra contra las drogas iniciada por Duterte a su llegada al poder y que ha causado miles de muertos en el país.

Temas

Filipinas