Carbón en máximos históricos

Los cortes de electricidad en China dejan a millones de casas sin luz

Alrededor de la mitad de las provincias del país están realizando cortes en los suministros, lo que está afectado también a las fábricas y a la producción

Un hombre camina junto a un edificio residencial decorado con banderas nacionales, en los días previos a la celebración del Día Nacional de China, en Pekín, el 28 de septiembre.

Un hombre camina junto a un edificio residencial decorado con banderas nacionales, en los días previos a la celebración del Día Nacional de China, en Pekín, el 28 de septiembre. / ROMAN PILIPEY / EFE

2
Se lee en minutos
Victoria Flores

Millones de hogares de la China continental están sin luz. Se trata de una de las mayores crisis de electricidad que ha vivido el país. Según señala el medio local Global Times, estos cortes de suministro eléctrico que empezaron la semana pasada tienen varios motivos, entre ellos la fuerte subida de los precios del carbón y el aumento de la demanda por la llegada del invierno, ya que las autoridades quieren asegurarse de que la gente pueda calentarse durante los meses más fríos del año.

La prensa china señala que la subida de los precios en las materias primas se debe principalmente a que durante el año 2020 las exportaciones de energía crecieron más de lo esperado -al ser uno de los primeros países en acabar con la pandemia- y las reservas están bajo mínimos.

La gravedad de los hechos ha alarmado a la población, según el diario South China Morning Post, al ver cómo en algunas ciudades se quedaban sin semáforos de forma repentina. Hasta el momento, 16 de las 31 jurisdicciones provinciales de China continental se han visto obligadas a racionalizar la electricidad y lo han achacado a la necesidad de cumplir los objetivos innegociables de emisiones de carbono de este año, lo que ha hecho que su precio haya alcanzado máximos históricos.

Crecimiento económico

Esta situación está afectando gravemente al rendimiento de las fábricas en todo el país. Muchas se han visto obligadas a cerrar en varias ocasiones en los últimos días por la falta de energía o a reducir su producción. La mayor parte de la industria china funciona gracias al carbón, por lo que su escasez impacta directamente a la economía. De hecho, Goldman Sachs estima que el 44% de la actividad industrial se ha visto afectada.

Noticias relacionadas

Es por ello que los expertos esperan que se produzca una caída en las previsiones de crecimiento económico chino. No solo algunas fábricas han echado el cierre, los centros comerciales también han sufrido las consecuencias de los apagones y en muchas localidades han tenido que cerrar antes de la hora habitual. Asimismo, en la provincia de Cantón, las autoridades han pedido a los ciudadanos que regulen los usos del aire acondicionado y a las empresas del tercer sector que ahorren toda la energía posible.

Según la prensa local, los expertos esperan que la situación empeore en los próximos días, pero las autoridades esperan que mejore a largo plazo. Si bien es cierto que los cortes de luz son habituales en el gigante asiático, suelen limitarse a las fabricas y no acostumbran a afectar a los hogares.