Crisis sanitaria global

Una docena de 'influencers' están detrás del 65% de la desinformación sobre la vacuna en EEUU

  • Los "superpropagadores" alimentan mensajes como que el tratamiento contra el covid mata y produce abortos

  • Han hecho suya la teoría conspiratoria de que Bill Gates planea insertar a todo el mundo un microchip junto con las dosis

El médico osteópata Joseph Mercola.

El médico osteópata Joseph Mercola.

3
Se lee en minutos
Sarah Yáñez-Richards

"La vacuna contra el covid no coincide con la definición médica de vacuna. Más bien, se trata de una terapia genética experimental que podría matar de forma prematura a gran parte de la población y causar discapacidades en millones de personas”. Así empieza un post del médico osteópata Joseph Mercola, quien se ha convertido en el propagador más influyente de la desinformación sobre la vacuna contra el coronavirus en internet. En el resto del artículo publicado el 9 de febrero no explica cuáles son las razones que respaldan estas afirmaciones, que son fácilmente refutables. Este hecho no impidió que las palabras de este hombre de 67 años que en su web también acepta donaciones y vende suplementos vitamínicos -algunos de los cuales afirma que son alternativas a las vacunas- fuesen traducidas a una decena de idiomas -incluido el español-, apareciesen en otros blogs de activistas antivacunación y se abriesen camino en Facebook, donde alcanzaron a 40.000 personas, según datos de Crowdtangle, una herramienta de la red social.

Este defensor de la salud natural y la medicina holística que ha publicado 15 libros y cuenta con 1,7 millones de seguidores en su cuenta verificada de Facebook, más de 300.000 seguidores en su cuenta verificada de Instagram y 300.000 en su cuenta de Twitter -a esto hay que sumarle sus cuentas, algunas de ellas también verificadas, en otros idiomas- es considerado como uno de los doce “superpropagadores” de información falsa sobre la vacuna, según el Centro para Contrarrestar el Odio Digital (CCDH), una oenegé que tras analizar 812.000 post de Facebook y Twitter con información falsa sobre la vacuna entre el 1 de febrero y el 16 de marzo llegó a la conclusión de que el 65% del contenido procedía de doce cuentas.

Robert F. Kennedy Jr, pariente del expresidente John Kennedy, también forma parte de estos “superpropagadores” de desinformación. El presidente de la Defensa de la Salud de los Niños, un grupo antivacunas, fue vetado en Instagram el 8 de febrero, pero sigue activo en Twitter, donde está verificado y cuenta con más de 280.000 seguidores, y en Facebook, donde tiene casi 320.000 seguidores.

"Información falsa"

En un post publicado el 23 de febrero en la plataforma que dirige Mark Zuckerberg, Kennedy indica que no hay datos de que la vacuna sea segura para las embarazadas y que la dosis puede producir “abortos espontáneos”. Esta publicación ha sido compartida más de 700 veces, pese a que junto al artículo que adjunta en el post se puede leer un advertencia de Facebook que dice: “Información falsa. Verificado por verificadores de información independientes”. Un mensaje similar por la parte de la red social también aparece en otro post donde el activista indica que la vacuna ha provocado la muerte de 653 personas, el cual fue compartido más de 1.500 veces.

Por su parte, Ty y Charlene Bollinge, que tienen un grupo para curar el cáncer, durante la pandemia apoyaron teorías conspiratorias como que Bill Gates planeaba insertar a todo el mundo un microchip con la vacuna.

 Según Mark Williams, doctor y decano de Salud Pública de la Universidad de Ciencias Médicas de Arkansas, uno de los problemas de la desinformación en las redes es que nunca para de mutar. “Una teoría defendía que había algo en la vacuna que hacía que el cuerpo fuese magnético y que los vacunados se podían poner un imán en el brazo, eso era algo fácil de desmentir, pero ahora la versión ha cambiado y apunta que dentro de la dosis hay hilos de acero que se extienden a través del cuerpo para reaccionar al 5G”.

Noticias relacionadas

La preocupación por la desinformación también ha llegado a la Casa Blanca, en un primer momento Joe Biden indicó que Facebook estaba “matando a gente” con su desinformación sobre la vacuna, pero luego el presidente se retractó y señaló que los asesinos eran los 12 usuarios a los que menciona el CCDH.

Lejos de sentirse ofendida Erin Elizabeth, creadora del portal Health Nut News y novia de Mercola, se tomó las palabras de Biden como un halago, pues cambió su descripción en Twitter a: “Soy una de los 12 nombrados por el presidente Biden en la televisión. También soy la mujer más censurada de la red con millones de seguidores perdidos en Facebook e Instagram”.