Política digital

Merkel, Johnson o Sánchez: Así usan las redes sociales los líderes políticos europeos

  • Después de Macron, Boris Johnson es el más activo en las plataformas mientras que otros como Mario Draghi no están presentes

  • El uso de Twitter, Facebook e Instagram se ha convertido en indispensable para la comunicación política con las nuevas generaciones

Merkel, Johnson o Sánchez: Así usan las redes sociales los líderes políticos europeos
3
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

ver +

Las redes sociales son, desde hace años, una herramienta indispensable de la comunicación y propaganda política. En los últimos meses de pandemia el uso de las plataformas digitales se ha disparado, también entre los jefes de Estado. Así es como las usan:

Pedro Sánchez (España)

Pedro Sánchez cuenta con 1,5 millones de seguidores en Twitter, 327.000 en Facebook y 294.000 en Instagram. Las primeras dos son las plataformas donde el presidente del Gobierno y su equipo de comunicación digital son más activos, con actividad diaria en la que se comparte información de los logros y avances del Ejecutivo, se publican comunicados en materias como política económica o exterior, así como vídeos informativos y gráficos sobre la pandemia. La estrategia digital de Sánchez pasa por un tono marcadamente institucional, pero, y sin salir de ese marco, también lanza mensajes con voz más personal como denuncias contra la violencia machista o el apoyo a la participación española en Eurovisión.

Angela Merkel (Alemania)

Angela Merkel es muy poco asidua a Internet. La cancillera alemana solo tiene una cuenta institucional de su figura en Instagram, donde la siguen 1,6 millones de personas. Ahí se comparte todo tipo de información de carácter público. En Facebook es la cuenta oficial del Gobierno la que hace esa tarea mientras que en Twitter el responsable de compartir la agenda y los comunicados de la líder alemana es su portavoz, Steffen Seibert, a quien siguen un millón de personas.

Boris Johnson (Reino Unido)

Boris Johnson es, junto a Emmanuel Macron, el líder político europeo con una presencia más activa en las redes. Comparte información a diario en Twitter (3,5 millones de seguidores), Facebook (1,75 millones) e Instagram (1,4 millones). Además, Johnson cuenta también con un perfil en Snapchat, donde ha invitado a reputados virólogos para responder preguntas ciudadanas sobre el covid-19. Su carácter y facilidad comunicativa son ideales para unas plataformas digitales que le hacen más cercano al ciudadano.

Mario Draghi (Italia)

El actual primer ministro italiano Mario Draghi no existe en las redes. El banquero aceptó en febrero encabezar un Gobierno técnico de emergencia tras la enésima crisis nacional, lo que quizás explica su falta de presencia digital. Sin embargo, su predecesor, el tecnócrata Giuseppe Conte, fue en la dirección opuesta. Le siguen más de 3,7 millones de personas en Facebook, 1,9 millones en Instagram y un millón en Twitter.

Sebastian Kurz (Austria)

El primer ministro austríaco Sebastian Kurz cuenta con 950.000 seguidores en Facebook, 477.000 en Twitter y 370.000 en Instagram. Sus perfiles en las redes siguen un tono institucional en el que se comparte mucha información, ruedas de prensa, vídeos en directo de sus actos así como algunas imágenes más personales para transmitir esa sensación de cercanía.

Viktor Orbán (Hungría)

El presidente húngaro Viktor Orbán tiene una fuerte presencia en redes como Facebook, donde cuenta con 1,14 millones de seguidores. Ahí comparte información tanto institucional como mensajes más personales como fotos navideñas con su familia. En Instagram le siguen 106.000 personas y no tiene cuenta en Twitter.

Mark Rutte (Países Bajos)

En los Países Bajos funcionan con un sistema de cuentas digitales similar al de Estados Unidos. Así, el primer ministro neerlandés Mark Rutte tiene una cuenta institucional acorde con su cargo en Twitter e Instagram, donde le siguen 1,2 millones y 396.000 personas. Por otro lado, Rutte también tiene cuentas personales en esas plataformas, mucho menos activas y seguidas, que solo utiliza como espacio de propaganda durante las campañas electorales.

Mette Frederiksen (Dinamarca)

La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, es la más joven el cargo, algo que se ha reflejado en su estrategia de comunicación digital. La socialdemócrata no está presente en Twitter, pero sí en Instagram, donde usa un estilo que mezcla la institucionalidad con selfie con sus hijos, imágenes de pequeña con sus padres, de películas o de sus gatos. Cuenta con 392.000 seguidores. El año pasado usó el canal del popular youtuber Alexander Husum para difundir información sobre el covid-19 entre los más jóvenes.

Noticias relacionadas

António Costa (Portugal)

El primer ministro António Costa se sirve de Twitter como principal plataforma para comunicar sus políticas. Su cuenta institucional tiene 209.300 seguidores, mientras que su personal —inutilizada desde que formó gobierno en octubre del 2019— solo tiene 9.878 seguidores. En Instagram también usa un perfil institucional (con 104.000 seguidores) mientras que en su cuenta de Facebook tampoco se publica nada desde 2019.