Fallo eléctrico

Irán denuncia "terrorismo nuclear" contra la central atómica más importante del país

  • En la planta de Natanz, se estrenaron este sábado nuevas centrifugadoras, claves para enriquecer uranio

Hassan Rouhani  junto el jefe de la organización nuclear iraní Ali Akbar Salehi  en una exhibición de logros nucleares

Hassan Rouhani junto el jefe de la organización nuclear iraní Ali Akbar Salehi en una exhibición de logros nucleares / EFE / EPA / IRÁN

2
Se lee en minutos
Adrià Rocha Cutiller
Adrià Rocha Cutiller

Periodista

ver +

Hasan Rohaní, el presidente de Irán, estaba este sábado en la planta nuclear de Natanz para la inauguración de una parte muy especial en la central más importante del país, Natanz, situada en el desierto de Isfahan. Los objetos que el presidente estrenaba eran unas nuevas centrifugadoras que permitirán un mayor enriquecimiento de uranio, algo necesario para fabricar la bomba atómica y que vulnera el acuerdo nuclear de 2015, muerto desde hace años tras la salida de EEUU. Irán, sin embargo, insiste en que desarrollar la bomba atómica no está en sus planes.

Rohaní fue, habló, e inauguró las centrifugadoras. Pero no se esperaría seguro lo que ocurrió pocas horas después: en madrugada de este domingo, la planta de Natanz ha sufrido un accidente, un fallo eléctrico que ha parado totalmente el funcionamiento de la central.

"El incidente no ha causado ni víctimas ni contaminación", ha asegurado este domingo por la mañana la Organización Iraní para la Energía Atómica. Su director, Ali Akbar Salehi, horas más tarde, ha ahondado en lo sucedido. "Ha sido un acto de terrorismo nuclear", ha dicho Salehi, que no ha culpado directamente a nadie aunque, por lo general, el régimen de Teherán siempre responsabiliza a Israel de actos de sabotaje de este tipo.

De hecho, un incidente parecido ocurrió en la misma planta el verano pasado, cuando se declaró un incendio en las instalaciones. Irán culpó a Israel. En otoño de 2020, además, el considerado padre del programa nuclear iraní, Mohsen Fajrizadeh, murió en un atentado mientras viajaba en su coche. Teherán también responsabilizó a Israel.

"Condenamos este acto despreciable, y la República Islámica de Irán enfatiza la necesidad de que la comunidad internacional y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) hagan algo contra este tipo de terrorismo nuclear. Irán se reserva el derecho de responder a los autores de este crimen", ha dicho el director de la Organización Iraní para la Energía Atómica.

Buen momento

Este suceso llega en lo que parecía un buen momento para la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Irán, tras una semana intensa de negociaciones en Viena. Desde que llegó Joe Biden a la Casa Blanca, Washington y Teherán habían estado bailando un tango diplomático para volver a reencontrarse, aunque desde la distancia y con recelo.

Noticias relacionadas

Mientras EEUU pide que Irán deje de enriquecer uranio, Teherán demanda que Washington retire las sanciones al país persa para empezar a hablar de nuevo. Nadie da su brazo a torcer. 

Pero la semana pasada, delegaciones de ambos países empezaron a retomar el contacto con intermediarios en Viena, y llegaron a lo que parecía ser un inicio para la normalización. Parte de las delegaciones han considerado a la prensa que las charlas están siendo constructivas. Sin embargo, un accidente como el de este domingo contra la planta más importante de Irán puede, como mínimo, complicarlas.