Paralizados hasta abril

El Tribunal Constitucional alemán frena provisionalmente el fondo de rescate europeo

  • Los 750.000 millones de euros del fondo de rescate quedan congelados hasta que los 27 estados miembros de la UE ratifiquen sus correspondientes leyes

  • La iniciativa no está en contra del reparto de ayudas entre los países miembros de la UE, sino de que se financie parcialmente a través de la emisión conjunta de deuda

Angela Merkel, en el Bundestag.

Angela Merkel, en el Bundestag. / EFE / CLEMENS BILAN

Se lee en minutos

El Tribunal Constitucional alemán ha echado el freno provisionalmente al plan de recuperación europeo. Así lo ha anunciado este viernes el tribunal con sede en Karlsruhe como reacción a una demanda presentada de urgencia por una iniciativa ciudadana. 

El presidente federal alemán, Frank-Walter Steinmeier, quería firmar este mismo viernes la ley aprobada ya por el Bundestag – cámara baja – y el Bundesrat – cámara territorial –, y que da luz verde a la participación de la República Federal en el paquete de rescate. El fondo supone la emisión de deuda comunitaria por primera vez en la historia de la Unión Europea para hacer frente a las consecuencias de la pandemia. La firma presidencial tendrá de esta forma que esperar a que el Constitucional alemán delibere y decida si la demanda procede.

Los 750.000 millones de euros con los que se quiere dotar al fondo de rescate quedan así de momento congelados, pues no puede ser puesto en marcha hasta que los 27 estados miembros de la UE ratifiquen sus correspondientes leyes para ello. Según la web del Parlamento Europeo, hasta ahora 13 estados – España entre ellos – han ratificado formalmente el fondo de rescate. El resto todavía se encuentra en el proceso.

El fondo, aprobado el pasado año tras largas negociaciones y bajo la presidencia alemana de la UE, concederá préstamos y transferencias directas para que los 27 estados de la UE puedan financiar la reconstrucción económica postpandémica; el fondo se financiará parcialmente a través de la emisión de deuda conjunta, algo a lo que se opuso férreamente el gobierno de Angela Merkel durante las fases más duras de la última crisis financiera. Berlín acabó accediendo en esta ocasión al reconocer que la pandemia genera una situación económica y social excepcional que exige instrumentos de recuperación excepcionales. 

Los jueces alemanes no ha dado plazos sobre su futuro veredicto, pero sus decisiones sobre asuntos similares se prolongaron hasta tres meses, según fuentes diplomáticas alemanas. Esto podría suponer que la UE no pudiera cumplir su meta de que todos los Estados miembros hayan ratificado el plan para finales de abril y de empezar a desembolsar las ayudas antes de junio.

Mutualización de la deuda

Es esa mutualización de la deuda la que precisamente rechaza la plataforma ciudadana Bündnis Bürgerwille (Alianza de la Voluntad Ciudadana), que ha presentado el recurso de urgencia ante el Constitucional justo después de que el Bundesrat diera luz verde este viernes a la ley. La iniciativa, apoyada por más de 2.000 ciudadanos, está impulsada por Bernd Lucke, economista y exlíder de Alternativa para Alemania (AfD), partido que abandonó en el 2015 después de que la formación derivase definitivamente hacia sus actuales posiciones ultraderechistas. AfD nació en 2013 de mano de un grupo de economistas y profesores universitarios de ideología claramente euroescéptica y como rechazo a los sucesivos rescates del euro tras la crisis financiera de 2008.

La iniciativa no está en contra del reparto de ayudas entre los países miembros de la UE, sino de que se financie parcialmente a través de la emisión conjunta de deuda, una capacidad que sólo los estados soberanos tienen, en opinión del grupo encabezado por Bernd Lucke. La mutualización de la deuda ha sido un instrumento históricamente polémico entre sectores de Alemania, especialmente entre los conservadores, que consideran que los estados de la periferia europea no están en disposición de hacer frente a las deudas que contraen y que creen que los contribuyentes alemanes tendrán que pagar finalmente por ello.

“Según los tratados comunitarios, la UE no puede asumir ningún crédito. Esto no ha impedido, sin embargo, que el Consejo Europeo tome la decisión de contraer créditos en el mercado financiero”, reza la web de la iniciativa ciudadana que ya celebra el golpe de efecto ante el Constitucional alemán y cuyo encabezado reza: “El derecho también rige en la UE. Los tratados comunitarios tienen que ser respetados”.

Te puede interesar

Procedimiento habitual

El tribunal no ha explicado todavía el razonamiento jurídico que le ha llevado a aceptar el recurso de urgencia. De todas formas, es un proceso habitual que el presidente federal de Alemania tenga que espera la decisión del Constitucional para firmar una ley que genere dudas. El ministro federal de Finanzas, el socialdemócrata Olaf Scholz, se mostró confiado en que la justicia alemana acabe dando pronto luz verde al fondo de recuperación europeo. El recurso de este viernes no será, sin embargo, el último.  La ultraderecha de AfD ya anunciado que presentará otro próximamente.