A raíz de una inspeción

Nueva tormenta entre UE y AstraZeneca tras el hallazgo de 29 millones de vacunas en un almacén

  • Una inspección a raíz de una investigación de la Comisión Europea aflora un cargamento que según la empresa está destinado a Europa y a los países de bajos ingresos del programa Covax

  • El Ejecutivo comunitario exige a la multinacional farmacéutica plena transparencia y que explique cuántas dosis ha producido, donde y para quien

Preparación de una dosis de la vacuna del covid de AstraZeneca en el Hospital San Giovanni Bosco de Turín.

Preparación de una dosis de la vacuna del covid de AstraZeneca en el Hospital San Giovanni Bosco de Turín. / EFE / ALESSANDRO DI MARCO

Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

El malestar y la desconfianza en la Unión Europea con la farmacéutica anglosueca AstraZeneca sigue creciendo de forma imparable. El hallazgo de 29 millones de dosis de su vacuna contra el covid19 en una planta de la multinacional estadounidense Catalent en Anagni, cerca de Roma, este pasado fin de semana ha desatado una nueva tormenta política por la falta de transparencia con la que actúa la farmacéutica, que firmó el año pasado un contrato para la distribución entre los Veintisiete de 300 millones de dosis –más 100 millones adicionales posibles- pero que sigue muy lejos de cumplir.

El cargamento afloró durante una inspección realizada este pasado sábado y domingo por los carabineros, tras la petición del comisario de industria, Thierry Breton, al primer ministro italiano, Mario Draghi, para verificar algunos lotes de antídotos ubicados en esta planta y que suponen casi el doble de las suministradas por la empresa entre enero y marzo. El origen de la investigación, según destapó este miércoles el diario italiano La Stampa, está en una visita de Breton a la fábrica de la empresa Halix en Países Bajos, que también utiliza la farmacéutica AstraZeneca en su cadena de producción para fabricar la sustancia de la vacuna.

Esta fábrica está todavía a la espera de obtener la autorización de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), porque la empresa no ha entregado toda la documentación necesaria, por lo que su producción no puede destinarse a los Veintisiete, pero sí al Reino Unido que ya ha recibido remesas de la planta en los últimos meses. Fue tras esta visita cuando Bruselas solicitó la intervención de Italia, el único país que ha utilizado hasta ahora el mecanismo para prohibir exportaciones de vacunas para impedir la salida de 250.000 dosis de AstraZeneca con destino a Australia.

Europa y los países Covax

Aunque según el citado diario el destino de parte de las vacunas era el Reino Unido, fuentes del Gobierno italiano han explicado que tenían como destino un centro logístico de Bélgica, para ser distribuidas entre Europa y los países del programa Covax, que integran países con bajos ingresos y que tendrían muy difícil acceder a la inmunización sin el apoyo internacional. La misma explicación que ha dado la empresa que, en un comunicado, ha insistido en que las únicas exportaciones previstas son a los países Covax, rechazando que el envío fuera para el Reino Unido y que Londres ha negado también.

Concretamente, según la versión de la empresa, de los 29 millones de dosis encontrados en Italia 13 millones se encuentran a la espera de superar el control de calidad antes de ser enviadas a los países de bajos ingresos. “Esta vacuna –explican- se fabricó fuera de la UE y se trajo a la planta de Anagni para llenarla en los viales”, sostienen. En cuanto a los 16 millones restantes, estarían también a la espera del control de calidad y el destino sería Europa. “Cerca de 10 millones se entregarán a los países de la UE durante la última semana de marzo y el resto en abril cuando reciban la aprobación para ser entregadas tras el control de calidad”, añaden recalcando la complejidad del proceso de fabricación y subrayando que no se trata de una reserva de vacunas.

Bruselas exige información

La Comisión Europea ni ha confirmado el origen exacto de los lotes descubiertos, aunque las sospechas apuntan a que una parte al menos provendría de la planta de Halix, ni el destino de los antídotos pero sí ha recordado que si son para la exportación debe solicitar autorización y ha reprochado al laboratorio su falta de transparencia sobre cuántas dosis han producido, dónde y para quien. “Dado que no están cumpliendo con sus compromisos bajo los acuerdos de compra anticipada con la UE consideramos que es de máxima importancia que garanticen una plena transparencia”, han señalado fuentes del Ejecutivo comunitario.

Noticias relacionadas

El problema, según ha avisado el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, es que la multinacional sigue muy lejos de cumplir sus compromisos contractuales con la UE. “Debería entregar 120 millones en este primer trimestre. Han prometido que entrarán 30 millones pero a día de hoy no están ni cerca de esa cifra”, ha afeado durante la presentación de la propuesta para endurecer aún más la exportación de vacunas. Concretamente, según los datos del Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades, la empresa anglosueca habría distribuido hasta ahora entre los Veintisiete menos de 18 millones de dosis.

Aunque la Comisión Europea confía en las vacunas de BioNTech/Pfizer, Moderna y Johnson&Johnson, las otras tres autorizadas por la EMA, para inmunizar al 70% de la población adulta europea este verano, los retrasos de AstraZeneca han frenado la campaña de vacunación durante este primer trimestre y han caldeado enormemente los ánimos entre los Estados miembros. “AstraZeneca ha sido un problema para sus clientes” y “los compromisos de producción han sido claramente incumplidos”, critican fuentes diplomáticas europeas.