Tensión entre Washington y Moscú

Biden asume que Putin es un "asesino" y asegura que "pagará" por la injerencia electoral

Rusia llama a consultas a su embajador en Estados Unidos para examinar las relaciones

Joe Biden.

Joe Biden. / AFP / MANDEL NGAN

3
Se lee en minutos
Idoya Noain
Idoya Noain

Periodista

ver +

La relación de Joe Biden y Vladimir Putin, de Estados Unidos y Rusia, ha dado un giro radical respecto a los tiempos de Donald Trump y vuelve a tensarse. En una entrevista emitida este miércoles y grabada la víspera, el día en que se desclasificó un informe de la Oficina del Director Nacional de Inteligencia que ratificó los esfuerzos de Moscú por interferir también en las últimas elecciones presidenciales, Biden prometió que el presidente ruso “pagará un precio”, sin especificar cuál será pero prometiendo que “lo verán en breve”. En esa misma entrevista, George Stpehanopoulos preguntó a Biden si cree que Putin es un asesino y el mandatario, tras murmurar una afirmación con los labios cerrados, agregó: “Lo creo”.

La reacción de Rusia fue inmediata y el Kremlin llamaba este miércoles a consultas a su embajador en Estados Unidos. La portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, Maria Zajarova, ha confirmado en un comunicado que Anatoli Antonov viajará a Moscú para “analizar cómo y hacia dónde se debe avanzar en las relaciones con EEUU”, según informó la agencia Sputnik.

La acusación de injerencia

La entrevista de Biden, una de las primeras que ofrece tras ocho semanas de presidencia en que ha controlado mucho su mensaje y aún no ha ofrecido ninguna rueda de prensa, se realizó una vez desclasificado el informe de inteligencia de 15 páginas que señala que Putin estuvo tras la injerencia rusa en las últimas elecciones EEUU.

Según el documento, el líder ruso autorizó una campaña para dañar la candidatura del demócrata con elementos que incluyeron operaciones encubiertas para influenciar a gente cercana a Trump y la diseminación de “acusaciones engañosas” diseñadas principalmente para denigrar a Biden, para “afectar a las percepciones públicas”, para “minar la confianza pública en el proceso electoral” y para “exacerbar divisiones sociopolíticas” en EEUU

Rusia ha negado esas acusaciones y fuentes del gobierno enmarcan el informe de la inteligencia estadounidense en una campaña de “desinformación”.

“No tiene alma”

En la entrevista con Stephanopoulos Biden ha hablado también de su relación personal con Putin, remarcando que “lo más importante cuando lidias con líderes extranjeros es conocer al otro” y asegurando que él conoce a su homólogo ruso “relativamente bien”. Ha recordado que cuando los dos mantuvieron su conversación telefónica de hora y media una vez que él llegó a la Casa Blanca le dijo: “yo te conozco a ti y tú me conoces a mí” y le advirtió de que si llegaba a la conclusión de que estuvo tras la injerencia debía “estar preparado”.

Biden ha rememorado asimismo una conversación de 2011 en la que, después de que George Bush dijera que había mirado a los ojos al líder ruso y visto su alma, Biden le dijo a la cara en cambio que “no tiene alma”. “Se lo dije, sí, y su respuesta fue ‘nos entendemos’. Yo no intentaba ser un listillo”, ha explicado Biden, recordando una conversación de la que ya habló en 2014 a la revista 'The New Yorker'. “Estaba solo con él en su despacho y así es como pasó”.

Noticias relacionadas

La renovación del Start

La entrevista ha vuelto a sacudir las relaciones bilaterales pero en ella Biden se mostraba confiado en que EEUU y Rusia pueden “caminar y mascar chicle” al mismo tiempo y ha asegurado que “hay temas donde va en interés mutuo trabajar juntos”, señalando en concreto a la renovación del tratado nuclear Start, que limita a 1.550 cabezas nucleares el arsenal estratégico desplegado por cada uno de los dos países. Hasta ahora Moscú ha señalado a su disposición a extender el tratado, pero sin especificar por cuanto tiempo. Eso era, en cualquier caso, antes de las nuevas tensiones. Y en la entrevista Biden ha señalado también a Rusia por el ciberataque de SolarWinds y ha asegurado que Putin “ha hecho algunas cosas dañinas, por no decir algo más fuerte”.