Movilizaciones simultáneas

Al menos 79 muertos en varios motines en prisiones de Ecuador

  • Las revueltas en los centros penitenciarios de Guayas, Azuay y Cotopax se iniciaron de forma simultánea

  • El Gobierno acusa a cuatro facciones rivales de provocar los disturbios para tomar el control de las cárceles

Una cárcel de Ecuador.

Una cárcel de Ecuador. / Shutterstock

Se lee en minutos

Al menos 79 presos han muerto en una serie de motines en cárceles de Ecuador, según el balance de las autoridades oficiales. El Director del Servicio Penitenciario, Edmundo Moncayo, los atribuyó a rencillas entre al menos cuatro bandas que se disputan el control de las unidades penitenciarias: Los Pipos, Los Lobos, Los Chone Killers y Los Tiguerones. Los incidentes en las prisiones de Cuenca, Guayaquil y Cotopaxi, donde se concentra el 70% de las personas privadas de su libertad, dejaron a su vez un número por ahora indeterminado de heridos.

La crisis carcelaria se ha colado inevitablemente en una escena política tensada tras el recuento de los votos que definió los candidatos que pasarán a la segunda vuelta en las elecciones presidenciales , el próximo 11 de abril. Uno de ellos, el correísta Andrés Arauz, exigió a Moreno que "se responsabilice y cuide la vida de policías, personas privadas de su libertad y de todos los ciudadanos" porque "el país no aguanta más la ausencia de liderazgo". La Fiscalía ecuatoriana ha iniciado la investigación del caso.

"Ante la acción concertada de organizaciones criminales para generar violencia en centros penitenciarios del país, desde el Puesto de Mando Unificado conjuntamente con mando policial gestionamos acciones, para recuperar el control", explicó el ministro de Gobierno, Patricio Pazmiño Castillo.

El motivo de las disputas

Según el director del Servicio Nacional de Atención a Personas Privadas de Libertad (SNAI), Edmundo Moncayo, las cuatro facciones delictivas buscan tomar el control de la vida de los internos en las unidades penitenciarias que antes estaba en manos de José Luis Zambrano, alias 'Rasquiña', el líder de la temida organización conocida como Los choneros. Zambrano fue asesinado en la ciudad costera de Manta poco tiempo después de ser puesto en libertad. Su deceso, señalan los diarios ecuatorianos, habría despertado la ambición de otras bandas criminales dentro de las penitenciarías. "Esperábamos una reacción inmediata pero se ha demorado y es la que se ha producido el día de hoy entre grupos tratando de encontrar un liderazgo delictivo", explicó Moncayo.

En su informe preliminar, Moncayo señaló también que los motines se produjeron tras una redada efectuada la víspera por personal penitenciario, que encontró armas de fuego con las que, presumiblemente, se pretendía atentar contra integrantes de una de las bandas en disputa. Varios agentes penitenciarios fueron retenidos por internos en cuatro pabellones, pero fueron liberados pocas horas después, sin lesiones, de acuerdo con el jefe de Policía que estuvo a cargo del operativo, Francisco Silva. La reyerta obligó a su vez al Ejército a desplazar efectivos para controlar la situación. Durante la mañana, Moreno, había autorizado que se usara "la fuerza de manera progresiva para asegurar la seguridad de los ciudadanos que se encuentran en estado de reclusión".

Arauz no se demoró en responderle: "Nunca antes el país había conocido un descalabro tan grande del sistema penitenciario, vivimos lamentables episodios de amotinamientos, violencia y muerte. El Gobierno ha permitido que la delincuencia se apodere de nuestras ciudades y se robe la tranquilidad de los ecuatorianos". El banquero Guillermo Lasso, rival de Arauz en la segunda vuelta, también aprovechó la crisis para promocionar su candidatura: "Durante nuestro Gobierno reformaremos el régimen penitenciario y carcelario para evitar el hacinamiento y cortar las conexiones con las mafias locales e internacionales".

Te puede interesar
Temas

Ecuador