Víctimas mortales

Protestas violentas en Haití dejan una persona muerta por arma de fuego

Los manifestantes salieron a las calles de Puerto Príncipe para exigir justicia por el estudiante Grégory Saint-Hilaire que murió a manos de la policía en un campus universitario

Protestas violentas en Haití por abusos policiales.

Protestas violentas en Haití por abusos policiales. / EFE

2
Se lee en minutos
El Periódico

Al menos un manifestante murió de un tiro en la cabeza durante una protesta en Puerto Príncipe, coincidiendo con una advertencia formulada por el Consejo de Seguridad de la ONU por el riesgo de que estas tensiones desestabilicen Haití.

Los manifestantes protestaban para exigir justicia por la muerte del estudiante Grégory Saint-Hilaire, que falleció por disparos supuestamente efectuados por un policía de la guardia presidencial el viernes pasado dentro del campus universitario.

Enojo social

Este lunes, varios vehículos fueron incendiados durante la protesta y los manifestantes prendieron fuego a neumáticos para bloquear varias avenidas de la capital haitiana. Los policías antidisturbios lanzaron gases lacrimógenos y dispararon al aire repetidamente para dispersar a la multitud.

Un manifestante murió de un disparo en la cabeza durante la protesta de este lunes, según constató un periodista de Efe.

El detonante de la protesta fue la muerte del estudiante Grégory Saint-Hilaire durante otra manifestación organizada el viernes pasado por los estudiantes de la Escuela Normal Superior, institución que depende de la Universidad del Estado de Haití, para protestar por cuestiones de política educativa.

Violencia policial

Según los estudiantes, el autor del disparo fue un agente de la Unidad de Seguridad General del Palacio Nacional (USGPN), cuerpo especial destinado a proteger la sede del Gobierno, situada en frente del campus de la universidad.

En una nota publicada, el Rectorado de la Universidad del Estado de Haití condenó la muerte del estudiante, que calificó de un "atroz y odioso acto".

"El Rectorado denuncia, condena enérgicamente el clima arbitrario y permisivo que, una vez más, siembra el luto en la sociedad e incluso dentro de la universidad (...) ¿Hasta cuándo seguiremos contando cadáveres en nuestras filas?", afirma el comunicado.

Ambiente muy tenso

En los dos últimos meses se han registrado numerosas protestas en Haití para protestar por la ola de violencia que atraviesa el país. El asesinato que más consternación ha causado fue el del jefe del Colegio de Abogados, Monferrier Dorval, tiroteado a las puertas de su casa en uno de los barrios más seguros de Puerto Príncipe el 28 de agosto.

De forma paralela, en septiembre se produjo una serie de protestas violentas protagonizadas por grupos radicales de policías, por distintas reivindicaciones.

Inestabilidad social y política

Este lunes, la alta representante de la ONU para Haití, Helen La Lime, se refirió a esta ola de violencia durante una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU y dijo que las protestas violentas amenazan con empujar a Haití a una "espiral de inestabilidad".

Noticias relacionadas

Las protestas coinciden cuando el país se dispone a preparar elecciones legislativas, pospuestas desde 2019, presidenciales, municipales y un referéndum para modificar la Constitución.

En este sentido, La Lime advirtió de que "la continua falta de confianza entre las fuerzas políticas está impidiendo el más mínimo progreso en las prioridades que previamente habían obtenido un amplio consenso en todo el espectro político", en particular sobre la necesidad de reformar la Constitución antes de la celebración de nuevas elecciones.