Ir a contenido

Compromiso de San José

Nueve países firman un compromiso por los derechos de afrodescendientes

La iniciativa "Compromiso de San José" fue acogida por Costa Rica, Guatemala, Haití, Honduras, Panamá, Perú, México, Uruguay y Venezuela

El Periódico

Epsy Campbell, vicepresidenta de Costa Rica.

Epsy Campbell, vicepresidenta de Costa Rica. / Presidencia de Costa Rica

Representantes de nueve gobiernos de América Latina y el Caribe adoptaron este viernes en Costa Rica una declaración para acelerar el cumplimiento de los derechos de las personas afrodescendientes de la región.

La iniciativa “Compromiso de San José” fue acogida por Costa Rica, Guatemala, Haití, Honduras, Panamá, Perú, México, Uruguay y Venezuela, en el marco del cierre de una reunión de alto nivel para acelerar la acción global para el cumplimiento de los derechos de las personas afrodescendientes.

En el encuentro, celebrado esta semana y organizado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y Costa Rica, participaron líderes de la sociedad civil organizada y de la academia de 26 países del mundo, quienes contribuyeron a la construcción del compromiso.

“Trabajar con los sectores excluidos y con las poblaciones que han sido vulnerabilizadas es apostar por el crecimiento económico, por el bienestar y por la felicidad”, afirmó la vicepresidenta de Costa Rica, Epsy Campbell.

La declaración incluye 14 acciones prioritarias para eliminar las brechas de desigualdad y avanzar hacia el cumplimiento del Decenio Internacional para los Afrodescendientes y el Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo.

Entre las acciones destacan el diseño e implementación de planes y programas para atender los problemas de educación, salud, empleo, vivienda y desarrollo que afectan a esta población.

Además, los países se comprometen a redoblar esfuerzos a favor de la niñez y la juventud con el propósito de garantizar el reconocimiento de sus derechos humanos, su identidad cultural y su participación.

Así como la implementación de medidas que les permitan gozar del derecho a una vida libre de violencia, a la educación, al empleo digno y a los servicios necesarios que garanticen su bienestar y salud física, sexual y mental.

También promoverán políticas y estrategias de desarrollo nacional, con una perspectiva de género e intergeneracional que permita atender las necesidades específicas de las mujeres afrodescendientes, como es el caso del acceso a la salud sexual y reproductiva.

“Apoyaremos a los gobiernos en sus esfuerzos por transversalizar la agenda afro y alinearlas con compromisos regionales, como el Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo, e internacionales como la Agenda 20-30 para el Desarrollo Sostenible”, dijo el director regional de UNFPA, Harold Robinson.

El "Compromiso de San José" será presentado en la Cumbre de Nairobi, que se celebrará del 12 al 14 de noviembre próximo.

América Latina y el Caribe es una región con una rica diversidad étnica racial, en la que habitan aproximadamente 200 millones de personas afrodescendientes.