Ir a contenido

Reducir la temperatura

La ONU propone crear bosques urbanos para hacer frente al cambio climático

Esta es una de las posibilidades que estudian los expertos ante el crecimiento de las ciudades y la urbanización desmedida sobre todo en África y Asia

El Periódico

Los bosques urbanos pueden ser la solución al cambio climático.

Los bosques urbanos pueden ser la solución al cambio climático.

Naciones Unidas ha informado que está estudiando la posibilidad de plantar bosques urbanos en África y Asia, cuatro veces el tamaño de Hong Kong para hacer frente al cambio climático.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), ha indicado que los procesos de urbanización en África y Asia están contribuyendo al aumento del calentamiento global, por lo que la plantación de árboles podría favorecer una mejora de la calidad del aire y permitiría acabar con el riesgo a sufrir inundaciones y degradaciones en los terrenos.

Crecen las áreas urbanas

En este sentido, la organización está considerando crear medio millón de hectáreas de bosques urbanos de cara a 2030, una cuestión que será abordada durante la Asamblea General de la ONU esta semana. "Si miras los datos de urbanización, especialmente en algunas partes de Asia y África, ves que está sucediendo", ha manifestado Simone Borelli, experto de la FAO en temas de bosques urbanos.

"Por ejemplo, las ciudades chinas están creciendo muy rápido y en 20 años podría haber un incremento del 20 o 30 por ciento en la demografía", ha aseverado Borelli antes de sostener que "a menos que empecemos a plantar ahora se hará demasiado tarde".

De llevarse a cabo, los bosques urbanos podrían reducir la temperatura hasta 8ºC y bajar el coste del aire acondicionado hasta un 40 por ciento, según datos de la FAO. Con el 70 por ciento de la población mundial viviendo en ciudades de cara a 2050, la mayoría en África y Asia, el impacto medioambiental de las urbanizaciones podría empeorar la solución sin que haya posibilidad de buscar una solución.