29 mar 2020

Ir a contenido

30 SEMANAS DE PROTESTAS

Arrestado el principal opositor en Argelia tras una manifestación

Samir Beniarbi fue detenido por la policía secreta y encarcelado

El presidente interino de Argelia, Abdelkader Bensala.

El presidente interino de Argelia, Abdelkader Bensala. / DPA

Agentes de los Servicios de Inteligencia arrestaron este lunes al opositor y uno de los miembros más conocidos del movimiento popular masivo de protesta contra el régimen en Argelia (Hirak), Samir Benlarbi, ha informado a la prensa su abogado, Abdel Ghani Badi. Según el letrado, Belarbi "fue secuestrado" en la barriada de Bouzereah, en la zona alta de Argel por "hombres de paisano que se presentaron como miembros de las fuerzas de Seguridad".

El Comité Nacional para la Liberación de los Detenidos (CNLD) en las protestas del Hirak precisó, por su parte, que el opositor está retenido y mañana será llevado ante el tribunal de Bir Mourad Raïs en Argel para ser interpelado. La de Belarbi el segundo arresto de un miembro destacado del movimiento de protesta contra el régimen militar desde que el pasado miércoles fuera detenido Karim Tabbou, que tras comparecer que enviado a prisión por atentado moral contra el Ejército

Belarbi se suma a los 22 manifestantes detenidos en la protesta del viernes en Argel, que este fin de semana fueron igualmente enviados a prisión preventiva. La orden fue emitida después de que los detenidos comparecieran ante el fiscal y el juez del tribunal de Sidi Mohamad, informó a los medios el CNLD

Decenas de miles de argelinos volvieron a salir el pasado viernes a las calles de las principales ciudades del país por trigésima semana consecutiva para exigir el fin del régimen militar que lidera el jefe del Ejército, general Ahmed Gaïd Salah, nuevo hombre fuerte del país.

Protestas permanentes

Argelia es escenario de manifestaciones populares masivas todos los viernes y martes desde que el pasado 22 de febrero un grupo de jóvenes desafiaran a las fuerzas de Seguridad y salieran a las calles para oponerse a un quinto mandato del entonces presidente Abdelaziz Bouteflika, gravemente enfermo desde 2013.

El mandatario, de 81 años, renunció a su puesto a principios de abril forzado por las protestas y por la presión del propio Gaïd Salah, y fue sustituido por el presidente del Senado, Abdelkader Bensalah, quien asumió la jefatura del Estado con el compromiso de convocar celebrar presidenciales en un plazo de 90 días

Bensalah, que la igual que Gaïd Salah, accedió a su cargo como presidente del Senado al inicio de la segunda legislatura de Bouteflika (2004-2009), eludió, sin embargo, el mandato y se mantiene al frente de la jefatura del Estado pese a las dudas legales que suscita.

Presidenciales en diciembre

Tras la renuncia de Bouteflika, Gaïd Salah ha impulsado una campaña de "manos limpias" que ha llevado a la cárcel a militares, políticos, ministros y empresarios próximos al clan Bouteflika, entre ellos su hermano Said y el general Mohamad Mediane "Tawfik", jefe de los servicios secretos al que se consideraba su sucesor. Todos ellos han sido acusados de delitos de corrupción, principal denuncia de los manifestantes contra el régimen.

El domingo, Bensalah convocó las presidenciales para el 12 de diciembre, como sugirió Gaïd Salah y en contra de la opinión expresada en las calles. 

Temas Argelia