Ir a contenido

EL FUTURO DE EUROPA

El Banco de Inglaterra advierte de un "impacto instantáneo" si hay 'brexit' duro

La automoción, el transporte, la industria química y el sector alimentario serían los más afectados con una salida sin un acuerdo

El Periódico

Un limpiador de calles afuera de 10 Downing Street en Londres miércoles 31 de julio de 2019

Un limpiador de calles afuera de 10 Downing Street en Londres miércoles 31 de julio de 2019 / Aaron Chown (PA via AP)

El gobernador del Banco de Inglaterra (BoE), Mark Carney, ha advertido de que en el caso de que se produjera un brexit sin acuerdo el 31 de octubre causaría un “choque instantáneo” en la economía del Reino Unido, a pesar de las medidas adoptadas por el nuevo primer ministro, Boris Johnson, ha puesto en marcha esta semana, que incluye un presupuesto de 2.100 millones de euros.  

"Sin un acuerdo, el impacto para la economía sería instantáneo", ha advertido Carney a la BBC, ya que Johnson ha anunciado que la salida será el 31 de octubre “pase lo que pase".  "Las empresas ya no podrán operar" ha advertido Carney en su hipótesis. Cuando se le preguntó sobre el número de empresas que podrían cerrar en el caso de un brexit duro, respondió que sería "un número significativo".

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, habla durante una conferencia de prensa en el lanzamiento de un informe de inflación en el Banco de Inglaterra, el centro de Londres, Gran Bretaña, el 01 de agosto de 2019 / will oliver (efE)

Preocupación económica 

El gobernador del Banco Central británico ha señalado que algunos sectores se verían particularmente afectados por un brexit en estas circunstacias. La situación cambiaría abruptamente las relaciones comerciales entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE) bajo los auspicios de las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que incluye aranceles y operaciones sin gravámenes.

Los sectores más afecgtados serían los de la automoción y el transporte en general, así como las industrias química y alimentaria. Carney también ha reiterado que los supermercados en el Reino Unido se enfrentarían a un problema muy complicado, especialmente por las dificultades para importar productos frescos de países de la UE, que no se conservan por mucho tiempo y, por lo tanto, son difíciles de almacenar.

El banquero ha advertido de que subirían los precios en el Reino Unido de muchos bienes de consumo cotidianos, como "alimentos y gasolina", así como se registraría una caída en "ingresos reales en comparación con un divorcio con acuerdo. Carney ha explicado que un brexit duro conduciría a una caída de la libra, elevando el precio de los bienes importados.

Predicciones negativas 

La probabilidad de un brexit abrupto ha aumentado considerablemente con la reciente llegada de Johnson a Downing Street. El nuevo jefe de gobierno ha prometido que su país abandonará la Unión Europea el 31 de octubre, independientemente de si se ha llegado a un acuerdo con Bruselas.

Carney fue preguntado cuando publicó un informe trimestral del Banco de Inglaterra sobre la economía del Reino Unido. En ese informe, el Banco de Inglaterra redujo su pronóstico de crecimiento al 1,3% para el 2019 y el 2020, debido en parte a las incertidumbres en torno al brexit que desalientan a las empresas a invertir.  

Sin embargo, algunos observadores están sorprendidos porque el banco emisor no ha proporcionado cifras precisas sobre las consecuencias de un brexit duro. Carney y el Banco de Inglaterra han sido acusados regularmente por brexiteers de ser alarmistas sobre las consecuencias económicas de abandonar la UE.