Ir a contenido

Salud

Merkel vuelve a sufrir temblores en un acto en Berlín

Ochos días después de sufrir otros espasmos corporales crece la preocupación en Alemania por el estado de salud de la canciller

Carles Planas Bou

Merkel vuelve a sufrir un visible temblor en un acto en Berlín. / KAY NIETFELD (AP / VÍDEO: EFE)

Crece la preocupación en Alemania por el estado de salud de su canciller, Angela Merkel. Este jueves la líder democristiana ha vuelto a sufrir un visible temblor en sus manos y piernas durante un acto público en Berlín tan solo una semana después de tambalearse por primera vez.

Merkel ha visitado esta mañana el palacio de Bellevue, residencia del presidente del Estado, Frank-Walter Steinmeier, para asistir al acto del nombramiento de la nueva ministra de Justicia, Christine Lambrecht. Su antecesora en el cargo, Katharina Barley, se marcha a Bruselas donde ejercerá de eurodiputada para los socialdemócratas.

En las imágenes difundidas por los medios alemanes se aprecia a una canciller temblorosa que trata de contenerse agarrándose los brazos en forma de cruz. Ante esas señales de debilidad física un asistente le ha acercado un vaso de agua que ella ha rechazado.

Dudas sobre su salud

Ese gesto ha vuelto a dar rienda suelta a las especulaciones sobre su salud. Hace tan solo ocho días Merkel sufrió unos visibles espasmos corporales durante la recepción del nuevo presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski. Entonces la canciller trató de restar importancia a sus temblores asegurando que se trataba de un caso de deshidratación en un día caluroso. “Estoy bien, me he bebido al menos tres vasos de agua que parece que me faltaban”, remarcó en la comparecencia conjunta posterior.

El hecho de que este jueves haya rechazado ese vaso de agua y que se hayan repetido los temblores abre la puerta a la preocupación por la salud de la canciller. Como estaba previsto, Merkel viajará tarde a la cumbre del G20 que se celebra en Osaka, Japón. “La canciller lo está haciendo bien”, ha señalado su portavoz, Steffen Seibert. El próximo 17 de julio cumplirá 65 años.

 

Fuerte calor

Los temblores de la semana pasada, que se prolongaron durante casi un minuto, tuvieron lugar al mediodía y mientras ambos mandatarios escuchaban el himno alemán bajo el sol. Aunque este jueves el tiempo ha dado una tregua a Berlín con una temperatura de tan solo 20 grados en los últimos días la capital ha vivido un fuerte aumento de un calor cada vez más asfixiante. Ayer la temperatura se elevó hasta los casi 39 grados.

La ola de calor está siendo especialmente bochornosa en Alemania, donde los edificios están construidos para retener el calor durante la fría temporada de invierno y donde mayoritariamente no hay tradición de utilizar el aire acondicionado. Aún así, mientras los primeros temblores se produjeron en un acto al aire libre los de hoy han sido en el interior del palacio de Bellevue.