Ir a contenido

MIGRACIÓN EN EEUU

Las agresivas políticas de Trump no frenan la llegada de inmigrantes

Las 76.000 detenciones en febrero marcan un récord desde el 2007, aunque lejos de los máximos históricos

La secretaria de Seguridad Nacional usa el repunte para defender la declaración de "emergencia" de Trump

Idoya Noain

El número de adultos solos y de menores sin acompañantes aprehendidos en febrero se mantuvo en cifras similares a las de los años anteriores.

El número de adultos solos y de menores sin acompañantes aprehendidos en febrero se mantuvo en cifras similares a las de los años anteriores. / EFE

Las agresivas y endurecidas políticas de la Administración de Donald Trump para lidiar con la llegada de inmigrantes a Estados Unidos por la frontera sur no les están disuadiendo de intentar entrar en el país. En febrero, según las últimas cifras facilitadas por las autoridades estadounidenses, se produjeron 76.325 detenciones en esa frontera, casi el 90% de ellas por cruces sin papeles entre puertos oficiales de entrada. Es un récord de los últimos 11 años aunque aún está lejos de los máximos históricos del año 2000, cuando se producían más de 200.000 detenciones al mes, y también de las cifras de 2008, cuando eran constantes las 100.000 detenciones mensuales.

Lo que sí ha alcanzado las más altas cotas históricas es la llegada de las denominadas unidades familiares. En más del 60% de los casos los inmigrantes detenidos en febrero en EEUU formaban parte de familias o eran menores no acompañados. Y es evidente también el cambio en otros patrones. Respecto al origen, la mayoría de los inmigrantes ahora llega ahora no desde México sino, sobre todo desde Guatemala y también Honduras y El Salvador. Suben las detenciones de grandes grupos: en los últimos cinco meses al menos 70 grupos de 100 o más personas se han entregado, frente a los 13 de todo el año fiscal anterior. Lo han hecho tras cruzar por áreas remotas de la frontera, otra de las nuevas tendencias migratorias tras el endurecimiento de las políticas de Trump.

Debate sobre la emergencia nacional

Las estadísticas son las primeras que se conocen desde que Trump tomó en febrero la polémica decisión de declarar una "emergencia nacional"para redirigir fondos a la construcción del "muro". Han enmarcado varias comparecencias en el Congreso este miércoles dedicadas a la inmigración y, en el polarizado y partidista debate sobre la migración, han sido esgrimidas por las dos partes.

En Tejas la congresista demócrata Verónica Escobar, por ejemplo, ha recordado la separación de más de 2.000 familias para asegurar que "la Administración ha hecho enormes esfuerzos para ser lo más cruel posible con estas familias y hemos visto que eso no funciona como disuasión". Mientras, desde la Administración y la mayoría de las filas republicanas se defiende que las cifras ratifican que "no es una crisis inventada, realmente es una emergencia", según ha testificado en el Congreso la secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen.

La declaración de Trump ya ha sido rechazada por la Cámara Baja y en los próximos días se vota en el Senado, donde al menos cuatro republicanos han anunciado que también la rechazarán, lo que forzaría a Trump a usar por primera vez su poder de veto.