Ir a contenido

CATRÁSTOFE EN EL PAÍS CARIBEÑO

En busca de la caída del muro venezolano

EEUU y países afines aspiran a acabar con el régimen bolivariano a semejanza de la caída de la Alemania comunista en 1989

Abel Gilbert

Ciudadanos de Venezuela esperan entrar en Brasil.

Ciudadanos de Venezuela esperan entrar en Brasil. / EFE / Geraldo Maia

El éxodo venezolano debería ser un problema regional, pero Caracas, que ha sido marginada del Mercosur, decidió por las suyas dar un portazo a la Organización de Estados Americanos (OEA) porque cree que es apenas un títere de Washington. El otro instrumento político que había probado ser eficaz en otras crisis, la Unión Sudamericana de Naciones (UNASU), se encuentra en el limbo. En medio de esta orfandad, y con el peligro latente de un conflicto de otra escala, el torrente humano se disemina hacia donde encuentra lugar.

No es la primera vez en la historia que un problema migratorio tiene como trasfondo un enfrentamiento político e ideológico. En abril de 1980 estalló en Cuba la llamada “Crisis del Mariel”, conocida así por el puerto de la provincia de Artemisa por el que salieron 120.000 personas hacia Miami. El éxodo fue fomentado desde EEUU con efectos puramente desestabilizadores.

El precedente de la Alemania Democrática 

Lo que no funcionó en su momento con el castrismo tuvo un éxito contundente nueve años más tarde en Europa del Este. El 9 de noviembre de 1989, los dirigentes de la entonces República Democrática Alemana (RDA) anunciaron la apertura de la frontera en Berlín Oriental. La multitud desbordó los controles y le extendieron un certificado de defunción al Muro. Su caída se presentía como inminente desde agosto, cuando 120.000 ciudadanos de la RDA se fueron a Hungría con el propósito de llegar a Austria o Alemania Occidental.

¿Existe la posibilidad de que la historia se repita con Venezuela? El escenario no parece descabellado. Por lo pronto, el presidente de Colombia, Iván Duque, y el secretario de Defensa de EEUU, James Mattis, acordaron el envío de un buque hospital estadounidense en “misión humanitaria”. Mattis dijo que la Administración Trump no tiene intención de “enviar soldados” sino “doctores”. Pero el presidente boliviano, Evo Morales, no dudó en predecir una “invasión encubierta” porque el 'USNS Comfort' tiene “capacidad para transportar helicópteros de guerra”.

Levantar el bloqueo como solución

Si Washington quisiera ayudar a resolver la crisis debería “levantar el bloqueo”. Colombia es a estas alturas parte de la OTAN y para el excanciller chavista Roy Chaderton, la posibilidad de una escalada bélica es grande. “La guerra hacia la cual estamos marchando debe librarse en territorio colombiano, independientemente de que estos (Colombia y Estados Unidos) nos invadan”, dijo.

0 Comentarios
cargando