Ir a contenido

CARRERA AL ELÍSEO

Fillon recibió 48.500 euros en trajes pagados por un mecenas anónimo

El candidato conservador a la presidencia reconoce la información que ha publicado un diario francés y dice que se los regaló un amigo

Eva Cantón

Fillon, a su llegada a la sede de Los Republicanos.

Fillon, a su llegada a la sede de Los Republicanos. / AFP / GABRIEL BOUYS

El candidato conservador a la presidencia francesa, François Fillon, vuelve a estar en el ojo del huracán por unos trajes que un generoso mecenas le habría regalado desde el 2012 valorados en casi 50.000 euros, según revela este domingo ‘Le Journal de Dimanche’.

Los trajes en cuestión, hechos a medida en Arnys, la tienda de un prestigioso sastre de la calle Sèveres, en el distrito VII de París, costaron 48.500 euros y buena parte de esa cantidad, 35.500 euros, fue abonada en efectivo por ese “generoso amigo” del candidato que ha preferido mantenerse en el anonimato, prosigue el diario francés.

Entre las últimas compras figuran dos trajes que se pagaron quince días después de que ‘Le Canard Enchaîné’ destapara el escándalo bautizado como ‘Penelopegate’, un asunto de presuntos empleos ficticios que investiga la justicia desde el 25 de enero y podría costarle a Fillon una imputación por malversación de fondos públicos.

Estos dos trajes costaron 13.000 euros, es decir 6.500 euros cada uno, y se pagaron con un cheque del banco Monte Paschi firmado el 20 de febrero y enviado a la tienda el mismo día. El entorno del candidato sostiene que este tipo de regalos no tienen nada de reprochables.”Es una campaña sucia. Empieza a ser insoportable. Las historias de las noches en Las Vegas, de trajes o de asistentes parlamentarios. Ya está bien”, se ha quejado en la emisora Europe 1 el portavoz de Fillon, Luc Chatel.

“ME LOS HA REGALADO UN AMIGO, Y QUÉ”

“Un amigo me ha regalado unos trajes en febrero. ¿Y qué?”, se ha defendido por su parte Fillon en una entrevista que el diario ‘Les Echos’ publica este lunes. “Veo que mi vida privada es objeto de todo tipo de investigaciones y que soy el único en recibir este trato. Mis gestos y mis actos son escrutados todos los días con la clara intención de dañarme para apartarme de la carrera presidencial”, ha agregado.

El problema con el que se podría encontrar Fillon deriva de la obligación que tienen los diputados de declarar donaciones y regalos superiores a 150 euros. Además, si el mecenas no hubiera hecho el regalo a título privado, podría tratarse de un caso de conflicto de intereses

CARICATURA ANTISEMITA DE MACRON

Por otro lado, Fillon ha pedido sanciones internas para los responsables de difundir en la página oficial del partido una caricatura antisemita de su principal adversario en la carrera hacia el Elíseo, el exministro de Economía Emmanuel Macron, a quien los sondeos dan por delante de Fillon y de la líder ultraderechista Marine Le Pen.

“El combate político es duro, pero tiene que ser digno. No es tolerable que el partido difunda caricaturas retomando los códigos de la propaganda antisemita”, ha dicho Fillon en un comunicado.

Fillon se refería al tuit lanzado este viernes en la cuenta oficial de Los Republicanos. Bajo el titular ‘La verdad sobre la galaxia Macron’, se podía ver al candidato liberal y antiguo banquero dibujado con una nariz ganchuda, traje y corbata, sombrero de copa y cortando un puro con una hoz de color rojo. En torno a él gravitaban personalidades de izquierda y derecha que le han mostrado su apoyo.

La ilustración recoge todos los elementos iconográficos de la propaganda antisemita de los años treinta del pasado siglo y suscitó en las redes sociales una inmediata condena. Tras estar visible durante varias horas, el partido retiró el tuit y luego colgó una nueva versión en la que una foto de Macron sustituía la polémica caricatura.

El secretario general del partido, Bernard Accoyer, pidió disculpas “a todos los que hayan podido sentirse heridos o sorprendidos”. También ha encargado una investigación interna y convocado al director de comunicación, Lionel Moisy de Cala, para una eventual sanción disciplinaria.