Ir a contenido

Penelope Fillon cobró 45.000 euros de la Asamblea Nacional en indemnizaciones por despido

Según 'Le Canard Enchaîné', la mujer del candidato conservador recibió un finiquito de 16.000 euros en el 2012 y 29.000 euros en primas en el 2013

EVA CANTÓN / PARÍS

François Fillon y su esposa, Penelope, en un mitin político en París el pasado 29 de enero.

François Fillon y su esposa, Penelope, en un mitin político en París el pasado 29 de enero. / REUTERS / PASCAL ROSSIGNOL

'Le Canard Enchaîné', el semanario que destapó el escándalo de los supuestos empleos ficticios de la esposa del candidato conservador a la presidencia francesa, François Fillon, revela en la edición que aparecerá este miércoles en los quioscos que Penelope Fillon cobró 45.000 euros de la Asamblea Nacional en concepto de indemnización por despido.

Penelope Fillon habría cobrado 16.000 euros en agosto del 2012, el equivalente a cinco meses de sueldo, cuando su marido fue nombrado primer ministro por el presidente Nicolas Sarkozy y como consecuencia prescindió de su mujer como colaboradora parlamentaria. Sin embargo, la esposa del hoy candidato al Elíseo no estuvo mucho tiempo en el paro, porque fue contratada en seguida por el sucesor de Fillon en la Cámara baja, Marc Joulaud.

DERECHO A FINIQUITO

Fillon recuperó su escaño en la Asamblea en junio del 2012 y año y medio después, en noviembre del 2013, fecha de entrada en vigor de la ley sobre la transparencia pública de François Hollande, rescindió el contrato de su mujer, pagándole de paso 29.000 euros en primas, según el semanario.

Como cualquier trabajador, los asistentes parlamentarios tienen derecho a un finiquito pero, según Le Canard Enchaîné, la legislación no contempla un nivel de indemnización tan alto para un colaborador parlamentario.

La Fiscalía financiera abrió una investigación el pasado 25 de enero por un posible delito de desvío de fondos públicos, penalizado con diez años de cárcel si se confirma que la esposa de Fillon y dos de sus hijos cobraron por una actividad profesional ficticia.

CAMPAÑA ENVENENADA

El asunto está envenenando la campaña del que hasta hace poco era el favorito para ocupar el Elíseo el próximo mayo. Este lunes, Fillon trató de sofocar cualquier tentativa de motín en las filas de Los Republicanos. Muchos diputados ven peligrar su puesto si el partido no vence en las presidenciales.

El exprimer ministro pidió disculpas por el “error” de haber contratado a sus familiares, aunque dijo que era legal y que no renunciaría a la candidatura. De hecho, este mismo martes ha retomado su campaña. Sus palabras, sin embargo, no han convencido a seis de cada diez franceses y las encuestas siguen confirmando que cotiza a la baja.

Un último sondeo le da a Marine Le Pen un 26% de votos, a Emmanuel Macron un 21% y a François Fillon un 18,5%, desbancándolo del segundo turno. Según el entorno de Fillon, las nuevas cifras que aporta el semanario forman parte de las que este lunes publicó el propio Fillon en su página web.