Juncker: "No es un divorcio amistoso pero tampoco era una gran historia de amor"

El comisario Jonathan Hill, responsable de la cartera de mercados financieros, presenta su dimisión

El dimitido comisario de Finanzas, Jonathan Hill.

El dimitido comisario de Finanzas, Jonathan Hill. / OLIVIER HOSLET / EFE

Se lee en minutos

SILVIA MARTINEZ / BRUSELAS

Europa no ha terminado de digerir el seismo político desencadenado por el resultado en el referéndum del Brexit pero si Boris JohnsonMichael Gove o cualquier otro candidato conservador a suceder al primer ministro británico, David Cameron, pensaban que Bruselas iba a poner las cosas fáciles están muy equivocados. “No es un divorcio amistoso”, avisa el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, “después de todo tampoco era una gran relación amorosa”, añade sobre los difíciles 43 años de matrimonio que llevan a sus espaldas Reino Unido y la Unión Europea.

La pelota está en el campo británico pero el llamamiento es generalizado en Bruselas, en París, en Berlín o en Madrid para que culminen lo antes posible el trámite. “No entiendo por qué el gobierno británico necesita esperar hasta el mes de octubre para decidir si envía o no la carta de divorcio a Bruselas. Me gustaría tenerla inmediatamente”, urgía Junkcer.

Pero en las capitales europeas tienen verdadera urgencia. el ejemplo más elocuente es que no han transcurrido ni dos días y la UE ya habría designado al negociador jefe responsable de liderar el proceso de divorcio. Será, según la prensa belga, Didier Seeuws, exdiplomático y exjefe de gabinete del expresidente de la UE, Herman van Rompuy.

Te puede interesar

DIMISIÓN DEL COMISARIO BRITÁNICO

El encuentro de comisarios de este lunes será uno de los últimos al que asistirá Jonathan Hill, el representante de Reino Unido en la Comisión Europea y responsable de la cartera de servicios financieros acaba de convertirse este sábado en la primera víctima política del Brexit en Bruselas. “Estoy decepcionado con el resultado, me hubiera gustado un final diferente” pero “no creo que sea correcto que continúe como comisario como si nada hubiera pasado”, anunciaba en un comunicado tras presentar su renuncia al presidente del Ejecutivo comunitario. Su cartera la asumirá ahora el vicepresidente Valdis Dombrovskis.