Ir a contenido

VUELO DE MOGADISCIO A Djibouti

Un avión aterriza de emergencia en Somalia con un agujero en su fuselaje por una explosión

Testigos del incidente aseguran que un pasajero del vuelo de Daallo Airlines fue succionado hacia el exterior al hacerse el boquete

Se abre un agujero en un vuelo de Daallo Airlines sobre Somalia y muere un pasajero. / YOUTUBE

Se está investigando a los pasajeros de un vuelo de Daallo Airlines en el que una misteriosa explosión abrió un agujero en el fuselaje y provocó un incendio a bordo. Según los testigos del incidente, se oyó una explosión y una persona, "de unos 60 años", que es la que iba sentada en el lugar donde se ha hecho el boquete, fue succionada hacia el exterior. Además, dos personas fueron levemente heridas, y se llevó a cabo la evacuación de 74 pasajeros y el conjunto de la tripulación del avión, después de realizar un aterrizaje seguro, según información del funcionario de aviación somalí, Ali Mohamud. El avión se dirigía a Djibouti, en el Cuerno de África, y se vio forzado a aterrizar minutos depués de despegar del aeropuerto de Mogadiscio.

Awale Kullane, embajador alterno de Somalia a la ONU, se encontraba a bordo del vuelo, y ha asegurado en Facebook que "escuchó un ruido fuerte y no pudo ver nada más que humo durante unos segundos”. Cuando la visibilidad volvió, los pasajeros se dieron cuenta de que "un buen trozo " del avión había desaparecido.

Kullane, que iba a Djibouti para asistir a una confererencia diplomática, también publicó un vídeo que muestra cómo algunos de los pasajeros del avión se ponían las máscaras de oxígeno. Otro pasajero, Mohamed Ali, comunicó a la prensa que se escuchó una explosión antes de que las llamas abrieran un agujero en uno de los lados del aeroplano. “No sé si fue una bomba o una descarga eléctrica, pero oí una explosión en el interior del avión”, aseguró, y añadió que no podía ratificar los informes que decían que algunos pasajeros se habían caído desde el avión.

Las imágenes de los daños causados en el avión muestran un agujero de aproximadamene un metro de diámetro en el fuselaje, justo por encima del motor situado bajo el ala derecha, con restos de hollín en el dispositivo.

Mohamed Hassan, un oficial de policía del pueblo de Balad, situado a 30 kilómetros dal norte de Mogadiscio, comunicó que los residentes habían encontrado el cadàver de un anciano que podría haber caído de un avión. La policía considera el incidente como “sospechoso”, principalmente porque Somalia está encarada contra una insurgencia perpetrada por el grupo extremista islámico somalí Al Shabab, quien es responsable de muchos ataques mortales en todo el país.