TRAGEDIA EN LOS ALPES

El copiloto del A320 de Germanwings estaba de baja y lo ocultó a la empresa

Lufthansa sabía que Andreas Lubitz había sufrido problemas psiquiátricos, según publica el diario 'Bild'

El joven acababa de romper con su novia y tomó medicación hasta esta misma semana

La portada del sensacionalista ’Bild’, con una foto de Andreas Lubitz y el titular ’Amok-piloten’, ’piloto psicópata’.

La portada del sensacionalista ’Bild’, con una foto de Andreas Lubitz y el titular ’Amok-piloten’, ’piloto psicópata’.
Vídeo del registro policial en casa Andreas Lubitz, copiloto del avión de Germanwings.

/

Se lee en minutos

El copiloto del Airbus A320 de Germanwings Andreas Lubitz, que estrelló deliberadamente el avión cuando sobrevolaba los Alpes, estaba de baja y recibía tratamiento médico para sus problemas psiquiátricos ocultó a la empresa su enfermedad, según ha informado este viernes la fiscalía alemana que investiga la tragedia y que ha hallado en casa de Lubitz documentos que muestran que el joven se estaba medicando.

Los investigadores han encontrado, "rotos, papeles de bajas médicas", algunos con "la fecha del accidente", el 24 de marzo, y documentos que prueban que "tenía una enfermedad y el tratamiento médico correspondiente". La fiscalía de Düsseldorf no ha precisado la naturaleza de esa "enfermedad".

Estos documentos "apoyan la tesis" de que Lubitz "ocultó su enfermedad a Germanwings y a su entorno profesional", ha explicado el fiscal Ralf Herrenbrück.

"EPISODIO DEPRESIVO PROFUNDO"

Este dato se conoce después de que el diario 'Bild' haya publicado que Lubitz tuvo que dejar la formación como piloto de Lufthansa en el 2008 porque tuvo "ataques de pánico crisis de ansiedad" y en el 2009 sufrió un "episodio depresivo profundo". 'Bild' ha tenido acceso a informes médicos de la autoridad alemana de supervisión de transporte aéreo, la Luftfahrtbundesamt (LBA). Este organismo, añade el rotativo, transmitió toda esta información a Lufthansa, que sabía del estado mental del joven.

Con una portada en la que utiliza el término 'AMOK' (alusivo a un síndrome consistente en una espontánea explosión de rabia salvaje que hace que el afectado mate indiscriminadamente) y califica a Lubitz de "piloto psicópata',, 'Bild' relata que tras el episodio depresivo, Lubitz recibió tratamiento psiquiátrico durante un año y medio. Y revela que la escuela de aviación de Phoenix (EEUU) donde los pilotos de Lufthansa realizan un stage de formación le calificó como "no apto para el vuelo" y recomendó un "seguimiento médico regular especial" para él.

Según 'Bild', este documento será enviado a los investigadores de Francia una vez haya sido examinado por las autoridades alemanas.

HABÍA ROTO CON SU NOVIA

En el Reino Unido,'The Times' también afirma que Lubitz tenía un historial de depresión y que estaba pasando por "una crisis personal" y, como 'Bild', también sostiene que Lufthansa estaba al corriente de los problemas emocionales del copiloto.

Según algunos medios, el copiloto acababa de romper con su novia, con la que salía desde hacía siete años, compartía casa en Düsseldorf y con la que había hecho planes de boda para el año que viene. El 'Daily Mail', asegura, por su parte, que Lubitz aún estaba recibiendo tratamiento psiquiátrico. "Hasta el día antes del accidente", apunta el diario británico.

SILENCIO DE LUFTHANSA

Te puede interesar

Estos datos van más alla de los ofrecidos por Lufhtansa hasta ahora, que guarda silencio respecto a estos últimos datos. El presidente de la aerolínea, Carsten Spohr, explicó el jueves que Lubitz interrumpió su formación en el 2008 "durante un tiempo" pero no dio explicaciones sobre los motivos. Más tarde el joven retomó su formación, superó todos los tests y en el 2013 empezó a pilotar los Airbus A320.

"Pasó todas las pruebas y los exámenes médicos. Estaba capacitado al 100% para volar sin restricciones", afirmó Spohr.