28 oct 2020

Ir a contenido

SITUACIÓN CONFUSA EN ÁFRICA OCCIDENTAL

Gambia sufre un intento de golpe de Estado en ausencia del presidente

Un grupo de soldados amotinados atacan sin éxito el palacio presidencial

Cinco sublevados mueren en los tiroteos mientras el Gobierno niega la tentativa

Un intento de golpe de Estado en Gambia ha sumido este martes en el caos la capital del país, Banjul, después de que un grupo de soldados amotinados y liderados por un exjefe de la guardia presidencial aprovecharan la ausencia del mandatario, Yahya Jammeh, para atacar varios edificios gubernamentales. En el tiroteo han muerto al menos cinco soldados,entre ellos el supuesto líder del golpe, el teniente  coronel Lamin Sanneh.

Según medios locales, los sublevados atacaron hacia las tres de la madrugada el palacio presidencial de Banjul y un cuartel militar en el puente de Denton, que conecta la ciudad con el resto del país, además de otras instalaciones. En los enfrentamientos, que duraron varias horas, soldados del régimen mataron a tres asaltantes y capturaron a otro, aunque el periódico local 'Freedom Newspaper' informó de al menos cinco bajas entre los amotinados.

La confusión se extendió rápidamente por Banjul, ya que ni el Gobierno ni los golpistas se pronunciaron sobre la intentona. El político opositor Sheikh Sidya Bayo declaró a una radio senegalesa que el malestar en el Ejército fue «el inicio de un motín que derivó» en un intento de deponer a Jammeh. «Querían derrocar el régimen», dijo una fuente militar a AFP, mientras que un diplomático occidental explicó que el intento de golpe había fracasado.

gambia situ

Banjul y sus alrededores, sin embargo, amanecieron con las oficinas y los bancos cerrados, y muchos residentes optaron por no salir de sus casas ante las informaciones contradictorias. Un diplomático africano reveló a Reuters que, por la tarde, los golpistas aún controlaban algunos rincones estratégicos de la ciudad.

SITUACIÓN «NORMALIZADA»

Horas después, el Gobierno de Gambia negó la intentona golpista y aseguró que la situación «se ha normalizado» tras los tiroteos. El ministro de Asuntos Presidenciales, Kalilou Bayo, tildó de «rumor» los datos publicados por la prensa local y aseguró que «la paz y la calma» prevalecían en Gambia.

Entre tanto, el paradero de Jammeh era una incógnita. Según la Agencia de Prensa Africana, viajó el domingo a Francia para entrevistarse con François Hollande. Otras fuentes lo situaban en Dubái. Nacido en 1965, llegó al poder a los 29 años, tras un golpe muy similar al de ayer, y se ha perpetuado tras cuatro elecciones consecutivas. Bajo su mando, Gambia ha sido cuestionada por vulnerar los derechos humanos, reintroducir la pena de muerte y perseguir a los homosexuales.

Temas Gambia África