DOS MESES DEL TERREMOTO

Fukushima sepulta la carrera nuclear japonesa

El primer ministro Naoto Kan promete volcarse en las energías renovables

Evacuados de la prefectura de Fukushima guardan un minuto de silencio por las víctimas del terrremoto.

Evacuados de la prefectura de Fukushima guardan un minuto de silencio por las víctimas del terrremoto. / ISSEI KATO (REUTERS)

Se lee en minutos

ADRIÁN FONCILLAS / Pekín

Fukushima ha enterrado el esplendoroso futuro nuclear japonés. Tokio, uno de los principales baluartes mundiales del sector atómico, anunció ayer un giro copernicano. El plan de elevar del 30% al 50% el origen nuclear de la energía nacional, previo al desastre de Fukushima, es papel mojado. A partir de ahora, Japón se volcará en las energías verdes y renovables, aclaró ayer el primer ministro, Naoto Kan.

Noticias relacionadas

Kan dijo que Japón necesita replantearse «desde cero» su política energética a largo plazo después de que el seísmo y el tsunami del 11 del marzo desnudaran las debilidades del entramado nuclear. La energía nuclear y de origen fósil hasta ahora han sostenido la economía japonesa. Kan anunció el advenimiento de dos nuevos pilares para repartir la carga: las energías renovables (como la solar y la eólica) y una sociedad más concienciada en el ahorro energético. «Incrementaremos la seguridad de las centrales nucleares y promoveremos el uso de las renovables», declaró Kan. Japón va muy por detrás de Europa en este sector.

>> Más información en e-Periódico