21 sep 2020

Ir a contenido

POR LA FALTA DE OPORTUNIDADES

Al menos 14 muertos en manifestaciones en Túnez

La oposición eleva la cifra a 20 fallecidos en todo el país

AGENCIAS / Túnez

Fuerzas militares de Túnez han tomado esta madrugada la zona de Kasserín, donde al menos 14 personas han muerto en los disturbios sociales registrados en esa región del sureste del país, han informado fuentes locales. La oposición eleva a 20 la cifra de muertos.

Los desórdenes estallaron el pasado 16 de diciembre, cuando Mohamed Bouazizi, un joven 26 años, se quemó a lo bonzo como protesta por lo que consideró abusos administrativos, después de que la policía le confiscara las frutas y legumbres que vendía en la calle, con el argumento de que carecía del permiso para esa actividad. La muerte del joven ha incendiado la revuelta con numerosos incidentes y manifestaciones de solidaridad.

Los disturbios se produjeron el sábado por la tarde en la ciudad de Thala, en la región de Kasserine, a unos 200 kilómetros al sur de la capital, Túnez, aunque hay protestas desde hace un mes por el malestar popular a causa de la falta de trabajo y de inversiones, cuya lucha ha simbolizado el joven fallecido. Fuentes del Gobierno, sin embargo, acusan a minorías de extremistas de manipular a la gente para intentar dañar el país.

En un comunicado, el Gobierno, citando fuentes oficiales del Ministerio del Interior, afirma que la policía abrió fuego después de alertar con disparos al aire que intentaban frenar a una multitud que quería asaltar edificios oficiales.

"La policía abrió fuego en legítima defensa y ello provocó dos muertos y ocho heridos, así como algunos lesionados entre la policía, tres de ellos de consideración", explica la nota.

Falta de inversiones

Varios testigos aseguran que varios vehículos militares han entrado en Thala.

EEUU ha llamado al embajador de Tunez en Washington para expresar su preocupación por los disturbios.

El presidente Zine al-Abidine Ben Ali asegura que las protestas son inaceptables y que dañan la imagen turística y de potencial lugar de inversión de Túnez. Otras fuentes señalan que las zonas de la protesta, situadas en el interior del país, han sido las más castigadas por la falta de inversiones y creación de riqueza, frente al litoral, que ha recibido el impacto del turismo.